Al menos 13 personas han muerto y miles de personas se han visto afectadas por lluvias torrenciales y deslizamientos de tierra asociados a la temporada de monzones en el estado indio de Meghalaya, en el noreste del país, informó hoy el Gobierno de la región.

El portavoz del Departamento de Recursos Hídricos de ese estado, M. R. Mishra, indicó que cinco personas murieron el lunes en la localidad de Tura, cerca de la frontera con Bangladesh, a consecuencia de un deslave.

La semana pasada también murieron otras siete personas en el este del estado en dos zonas afectadas previamente por las lluvias.

El recuento de fallecidos incluye además a una persona alcanzada por un rayo que acabó con su vida e hirió a otras cinco en el distrito sur de South West Garo Hill.

Las intensas precipitaciones que azotan la zona desde hace varias semanas han afectado a todo el estado, recorriéndolo de este a oeste del estado, donde se han registrado inundaciones, aunque no se han reportado víctimas a consecuencia de ellas, confirmó el Gobierno.

En esta zona, según informaron hoy medios locales, al menos 9.000 personas han sido afectadas en 22 localidades por inundaciones provocadas por las intensas lluvias.

El jefe de Gobierno de Meghalaya, Mukul Sangna, visitó ayer la zona de Tura, donde se produjo el último deslizamiento y anunció indemnizaciones para las familias de las víctimas por valor de 100.000 rupias, más de 1.300 euros.

Las fuertes lluvias también han golpeado con fuerza el estado indio de Assam, fronterizo con Meghalaya, afectando a unas 320.000 personas en 699 pueblos en el estado de Assam y anegando más de 10.000 hectáreas de cultivos.