Las primeras lluvias que han caído sobre el territorio nacional han creado altas expectativas en los productores de granos básicos de las distintas comunidades del municipio de Estelí, quienes han iniciado el proceso de siembra de primera y esperan muy buenos rendimientos en sus cosechas.

En la comunidad La Quinta, ubicada sobre la carretera Estelí-La Concordia, el Juan Ramón Salinas Ochoa ya ha sembrado maíz y frijol, granos que espera le produzcan cerca de 80 y 30 quintales por manzana, respectivamente, respondiendo a la cantidad de precipitaciones que han cubierto la zona.

“Casualmente con estas lluvias tenemos buenas esperanzas, porque tenemos un invierno que realmente es buenísimo, yo siembro maíz y frijoles, y así como va el invierno espero sacar en maíz 70 a 80 quintales por manzana y en el caso del frijol 30 quintales por manzana”, indicó Salinas.

Este productor aseguró que con la cosecha de su producción garantizará la alimentación de su familia y el excedente lo colocará en el mercado nacional para obtener los ingresos necesarios para adquirir otros productos necesarios en el hogar.
Alfredo Estrada, productor de la comunidad Chagüite Largo, reiteró que las precipitaciones de los últimos días los llenan de esperanza, porque están seguros que lograrán una buena producción.

“Ahora que ha estado lloviendo bastante hemos estado sembrando bastante, hemos estado alegres porque hemos estado sembrando otro puño y las lluvias están bonitas. Ahorita por lo menos tengo cinco manzanas sembradas de maíz y dos de frijol”, comentó Estrada.

Este productor estiliano manifestó que las escuelas de campo que el Gobierno Sandinista ha impulsado en todo el territorio nacional han sido de mucha utilidad para lograr una mejor producción, la aplicación correcta de los fertilizantes, el abono y el uso de los suelos.

“Hemos estado en las escuelas de campo para aprender, la vez pasada estuve y me gustó, entonces ahora me volví a inscribir en las escuelas para aprender cómo se puede manejar la tierra, como se puede conservar, eso me ha ayudado bastante porque ahora no quemamos los restrojos, los metemos en la tierra, se descomponen y la tierra va diferente”, dijo Estrada.

Don Alfredo tiene la expectativa de producir unas 10 mil arrobas de maíz, ello de seguir el comportamiento de las lluvias que hasta el momento se ha registrado.