Los diputados en la Asamblea Nacional aprobaron el decreto de ratificación de autorización de efectivos militares, aviones y naves de diferentes naciones amigas de Nicaragua, para fines de adiestramiento, instrucción e intercambio de experiencias y ejercicios militares de carácter humanitario.

El permiso o autorización tendrá vigencia entre el 1 de julio al 31 de diciembre del 2015, fecha en que podrán ingresar a nuestro territorio, mares y espacio aéreo, efectivos y naves de las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia, Estados Unidos, Venezuela, Cuba, República Dominicana, Honduras, Japón, México, El Salvador y Guatemala. El decreto también autoriza la salida de efectivos militares nicaragüenses en el mismo periodo.

La iniciativa fue presentada al Parlamento Nicaragüense por el Presidente Daniel Ortega Saavedra y fue aprobada con carácter de urgencia este martes.

En su exposición de motivos, el mandatario nicaragüense, destaca que Nicaragua privilegia la libre cooperación internacional, la que ha venido impulsando con espíritu de unidad, con base al compromiso irrenunciable de asegurar el bien común, el desarrollo humano y la protección de los nicaragüenses, ante los embates de la naturaleza, por tanto propicia que el Ejército de Nicaragua en estos nuevos tiempos mantenga estrecha relación y cooperación con otras fuerzas armadas del mundo.

En tal sentido sería provechoso y significativo que el Ejército de Nicaragua y las fuerzas armadas de otras naciones, participen en ejercicios militares de carácter humanitario de atención a la población civil y resguardo de sus bienes ante emergencias o desastres naturales o antropogénicos, mismos que tienen lugar de forma constante en el país y en el extranjero, destaca la solicitud hecha por el presidente al parlamento.

El legislador Jacinto Suárez, Presidente de la Comisión de Asuntos del Exterior, señaló que esta autorización a ejércitos de otras naciones a ingresar a territorio nacional, se hace en el marco del fortalecimiento de las relaciones con el Ejército de Nicaragua, para coordinar planes en la lucha contra el narcotráfico internacional y misiones humanitarias “que se han repetido en varias ocasiones”.