Arqueólogos de diversas nacionalidades, junto a autoridades de la Dirección de Patrimonio Histórico de la Alcaldía de Managua, sostuvieron un encuentro en el que plantearon y analizaron posibles alternativas que podrían utilizarse en la rehabilitación del Museo Huellas de Acahualinca, el cual sufrió daños en su infraestructura a causa de las precipitaciones registradas en días anteriores.

“Estamos analizando y discutiendo la problemática de conservación de las Huellas de Acahualinca sobre todo en la fosa I, donde se encuentran 459 huellas y que actualmente están bajo riesgo, hemos venido trabajando en la limpieza de las mismas, sin embargo necesitamos tomar una decisión técnica sobre el trabajo siguiente” manifestó Clemente Guido, Director de Patrimonio Histórico.

Las autoridades de la comuna afirman que a largo plazo se podría estar trabajando en un nuevo establecimiento, con el ánimo de garantizar la integridad de las huellas y brindar a los visitantes un ambiente agradable y acogedor donde conocer parte de la historia de nuestro país.

“La comisión técnica y científica ha venido a brindarnos algunas recomendaciones que nos permitan sacar adelante este espacio, esperamos que situación como la vivida en días atrás no se repita, sin embargo debemos prepararnos ante esa posibilidad, para ello hemos evaluado la creación de un nuevo museo, con la modernidad adecuada y las protecciones debidas” añadió Guido.

Muchos de los que participaron en el encuentro afirman que el sitio debe contar no sólo con el reconocimiento de los nicaragüenses y amantes de la antropología, sino con el nombramiento de la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

“Nicaragua necesita que Acahualinca sea nombrada como Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco, es ilógico que un sitio tan importante y único en el mundo no haya sido reconocido, las huellas cuentan con un aporte muy grande y es la oportunidad para poder tratar de rescatarlo a través del apoyo de Unesco” expresó Lourdes Domínguez, Arqueóloga miembro de la Academia de la Historia de Cuba.

“Nuestra propuesta ha sido que la comuna mantenga el resguardo de las huellas y la eliminación de los riesgos de daños, tomando en cuenta que la estructura del techo que cubre las huellas no es apto pues en cualquier momento podrían colapsar y ocasionar daños mayores. Hay que trabajar mucho para mantener intacto tan bello espacio”, concluyó Rigoberto Navarro, de la Universidad Sorbonne, Italia.