Autoridades socio ambientales de Managua realizaron un recorrido por la Cuenca Sur del municipio para valorar y controlar el impacto de las inundaciones en la ciudad capital.

El objetivo de las autoridades es velar por que las áreas agroforestales sean protegidas, de manera que no se hagan construcciones en esas áreas que sirven para mitigar el impacto de la escorrentía que ocasionan las lluvias sobre la ciudad.

En el recorrido en la comunidad San Isidro de la Cruz Verde y Los Ángeles se observaron lugares donde la población ha construido sin ninguna consideración y de manera irregular, lo que ocasiona que el agua irrumpa en barrios y comunidades ocasionando severas inundaciones.

El Director Ejecutivo del Foro Nacional de Reciclaje (FONARE) Kamilo Lara, explicó que “de lo que es la cuenca Sur sólo tenemos el uno por ciento del bosque nativo, prácticamente todo el bosque natural de la cuenca ha venido siendo sustituido por la agricultura y sitios habitacionales. Han desaparecido sitios que debieron ser vedados para el desarrollo habitacional y la agricultura”.

Lara enfatizó que “Urge establecer una campaña inmediata de reforestación en toda las zonas de las urbanizaciones, se le debe exigir a las urbanizaciones tener un regente forestal para hacer cumplir los planes de reforestación”.

“Recordemos que la cuenca sur tiene muchos sitios de suelos inestables, que de alguna u otra manera estamos viendo circular por los cauces de Managua, que lo vemos al final depositarse en el lago de Managua, reduciendo la capacidad de almacenamiento, provocando mayor inundación”, reiteró.

Melisa Schliz, del Instituto de Geología y Geofísica de Nicaragua IGG/CIGEO, externó que un factor que influye en el comportamiento del drenaje, principalmente en época de altas precipitaciones, es el material sobre el cual se asienta Managua.

“Estos son de materiales de origen volcánico lo que llamamos piroclásticos, que son poco consistentes. En las partes altas de Managua se encuentran materiales del volcán Masaya, hecho que ocasiona intensa erosión en tiempos de lluvia. Este material se transporta creando sedimentación en la parte más baja de la cuenca, que es donde está más urbanizada la ciudad”.

“Este fenómeno lo podemos ver después de las lluvias en las carreteras, una gran cantidad de arena y material que viene de estas áreas de manera natural, favoreciendo este fenómeno la creación de áreas urbanizadas”.

Se necesita mejor ordenamiento territorial

“En base a la situación actual se tienen que replantear medidas para reducir estos impactos. Una parte muy importante es el ordenamiento territorial, valorar las áreas que son aptas para viviendas, las viviendas que no lo son, con el objetivo de ayudarnos a tener un balance con el medio que nos rodea”, sostuvo Schliz.

Por su parte, Jaime Alegría, doctor en planificación ambiental de la Unan-Managua, resaltó que la infraestructura urbana que se ha venido desarrollando en la ciudad ha carecido de planificación con base ecológica.

“Cuando nosotros hacemos un planeamiento urbanístico en primer lugar hay que hacer un estudio ambiental y la capacidad de acogida del suelo donde intervienen una cantidad de elementos físico-naturales como clima, vegetación, el suelo, y en función de eso podemos decir qué se hace y qué no”, afirmó.

Viviendas asentadas en camino-cauce

“No es correcto construir en este tipo de zonas porque están expuestas a un cauce natural que es receptor de toda el agua de lluvia y por lo tanto la escorrentía superficial es de 100 metros cúbicos por segundo, por tanto, en la medida que el suelo está desprovisto de vegetación proporcionalmente la cantidad de escorrentía es mayor”, detalló Alegría.

Mejor manejo de los cultivos

Rigoberto Valdivia, del departamento de Biología de la UNAN-Managua, señaló que “Los productores deben hacer obras de conservación de suelo para evitar mayor sedimentación en la parte más baja de la cuenca. Debemos trabajar con los productores haciendo sistemas agro-forestales que eviten la erosión y las escorrentías”.

Externó que los monocultivos y cultivos tradicionales deben ser asociados con otros cultivos como los frutales que son más duraderos y que además sirven para la economía de las familias.