En el albergue conocido como “La Menen”, ubicado en carretera norte, se encuentran albergadas desde el jueves pasado 156 familias, que tras las fuertes lluvias que ocasionaron la pérdida de sus utensilios, ropa y muebles, decidieron no seguir exponiendo sus vidas y trasladarse a estas bodegas, que serán su hogar mientras son ubicadas por el Gobierno Sandinista.

El mandato del Comandante Daniel Ortega, es que las más de 600 personas albergadas reciban las necesidades básicas como atención médica, sanitaria y educación de manera inmediata, priorizando a embarazadas, adultos mayores y niños.

Liduvina Sandino, es una joven madre que vivía en el Barrio Rubén Darío, en el edificio conocido como “Los escombros”. Sandino está en su octavo mes de embarazo, ella aseguró que trasladarse al albergue fue una de sus mejores decisiones, porque así siente la vida de sus hijos segura.

“Gracias a Dios me siento bien y no me puedo quejar de las obras del Señor y lo que ha hecho el Gobierno. Ahorita estamos bien atendidas y agradecidas con el presidente por lo que ha hecho por nosotros y estamos aquí esperando nuevo aviso para que nos den nuestra casita. Todo esto es por la seguridad de mi hija y del que viene”, señaló.

Meyling Sandino, prima de Luduvina, enfatizó que la atención médica ha sido excelente. Ella tiene nueve meses de embarazo y desde el viernes que llegó al albergue está siendo chequeada constantemente.

“Los doctores me han atendido bien y acá estoy con mi hermana y mi marido. Solo estoy esperando las horas para ir al hospital para que nazca mi bebé”.

En el albergue son muchas las historias que se pueden contar, la mayoría comparten la angustia de ver cómo la corriente arrastró todo a su paso, dejándolos a algunos solo con un catre y la ropa puesta.

“La atención ha sido buena ya que nos han dado colchoneta, comida y un techo. Yo vengo del barrio Rubén Darío donde el cauce se desbordó, por eso me vine junto a mi familia para estar más seguros porque acá arriesgamos nuestra vida”, dijo Antonio Merlo Orozco.

La señora Isaura Rosales Cano, resaltó que “la atención ha sido buena y sobretodo ya no estoy pensando que me va a llevar el cauce”.

Elierser López, de la Alcaldía de Managua, explicó que “Acá en el albergue "La Menen" que hemos habilitado tras las fuertes lluvias de los últimos días, se encuentran 156 familias de diez barrios de Managua de casi todos los distritos”.

“Hemos estado trabajando junto a los compañeros del Ministerio de Salud, Ministerio de Educación, Ministerio de la Familia, Promotoría Solidaria, Juventud Sandinista, todos coordinados para brindarle una mayor atención a estas familias que resultaron afectadas producto de las lluvias”.

Como parte del plan de atención a las familias, la Policía Nacional garantiza la seguridad de estas centenares de personas.

López, externó que en horas de la tarde se tendrá listo el censo de escolaridad, que permitirá que los niños y niñas en edad escolar puedan asistir a partir del martes 16 de junio a las aulas de clases en las escuelas más cercanas al albergue.

Foto: Archivo