El sistema de baja presión localizado en el mar Caribe, que provoca la onda tropical número cinco, y que tiene 60 por ciento de posibilidades de convertirse en ciclón tropical durante las próximas horas, provoca severas inundaciones en todo el estado de Quintana Roo, México, de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

En el municipio de Benito Juárez, los encharcamientos obligaron a que las autoridades de Protección Civil y de Seguridad Pública implementaran el operativo Tormenta ante el alto número de automóviles varados en prácticamente todos los rumbos de la ciudad.

Por su parte, la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA) activó sus brigadas de atención con personal y equipo que trabaja en la limpieza de alcantarillas pluviales.

La directora general de la CAPA, Paula González Cetina, informó que desde el viernes y durante todo el fin de semana, se activó al personal de los municipios de Othón Pompeyo Blanco, Bacalar, José María Morelos, Lázaro Cárdenas, Felipe Carrillo Puerto, Tulum y Cozumel.

Asimismo, en conjunto con la concesionaria Aguakan para los municipios de Solidaridad, Benito Juárez e Isla Mujeres, se trabaja en la limpieza y desazolve de alcantarillas ante las intensas lluvias que se han registrado en el territorio estatal, y que se prevé cintinúen hasta el próximo martes.

Por su parte, Protección Civil, puntualizó que hasta el momento no ha habido la necesidad de evacuación, aunque "si las lluvias continúan están listos más de 200 albergues en la entidad".

En la capital del estado, los trabajadores de la dependencia realizaron acciones de limpieza y desazolve en el alcantarillado pluvial, y en algunas zonas fue necesario poner en operación equipo especializado para desalojar el agua de lluvia, en coordinación con el ayuntamiento de Othón Pompeyo Blanco.

Asimismo, en el municipio de Tulum se desplegaron brigadas de aguas residuales, fontanería y electromecánica con un total de ocho personas, para realizar las labores correspondientes en la zona.