Con paso firme hacia el porvenir, la Juventud Sandinista del distrito VII recorrió gran parte de los barrios de este sector capitalino portando una antorcha como símbolo de las victorias alcanzadas, actividad que se enmarca en el 36 aniversario del paso a la inmortalidad de más de 30 jóvenes que lucharon contra el somocismo en el sector conocido como la Colina 110, donde los guerrilleros combatieron hasta el final.

“Hoy conmemoraron la gesta histórica que libraron nuestros compañeros, quienes lucharon para que hoy nosotros tengamos libertad y paz, gocemos de la oportunidad de poder estudiar de forma gratuita y crezcamos en un país en el que todos somos tratados por igual” manifestó María Quintero.

“Acá estamos diciéndoles presente a nuestros hermanos que un día como hoy hace 36 años ofrendaron su vida por esta patria liberada, en la que se construye el futuro y la dignidad de nuestro pueblo, antes derrocamos una dictadura, hoy luchamos contra la pobreza” destacó William España, Secretario Político Distrito VII.

Una vez concluida la caminata, la militancia sandinista se concentró en el monumento a los héroes ubicado en el barrio Manuel Fernández donde colocaron una ofrenda floral y agradecieron a las madres de héroes y mártires por traer al mundo a hombres y mujeres valientes que nunca claudicaron.

“Hoy es un día muy importante en nuestras vidas, hace 36 años perdimos a nuestros hijos, los que con su esfuerzo permitieron que Nicaragua cuente con profesionales, libertad, paz. Durante la insurrección perdí a mi primer hijo y aunque me dolió mucho siempre supe que él moría para defender nuestro futuro” manifestó Trinidad Bucardo, madre de héroe y mártir.

“Mi hijo siempre dijo que moriría por defender la patria y así fue, mi casa era casa de seguridad y con mucho temor nos sumamos a la causa, al poco tiempo perdí a uno de mis primeros hijos pero hoy me doy cuenta que si no fuese por todos los que murieron ese día, viviríamos sometidos aún” concluyó Nubia Rodríguez, madre de caído.