Un equipo de investigadores de la Universidad Aix-Marsella en Francia, descubrió recientemente que los zancudos del tipo Anopheles Gambiae podrían servir como vectores de la bacteria Rickettsia felis, la que provoca enfermedades como el tifus murino que produce síntomas similares al dengue.

Esta enfermedad se creía que sólo podría transmitirse a humanos a través del piquete de pulgas de perros y gatos. Sin embargo, en un estudio publicado en la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences”, los científicos afirman que, buscando detectar una fiebre de origen desconocido en una zona de África caracterizada por la incidencia de la malaria, descubrieron en el laboratorio que los mosquitos eran vectores del R. felis.

Según el experimento, los zancudos de esta especie fueron portadores de la bacteria hasta por dos semanas. Además, descubrieron muestras de la bacteria en trozos de algodón utilizados para alimentar a los insectos, lo que sugiere que el organismo potencialmente peligroso podría ser transmitido también por la saliva del mosquito.

Posteriormente, los investigadores expusieron a unos ratones a los zancudos, tras lo cual resultaron infectados por la bacteria, por lo que se presume que esto mismo podría ocurrir en seres humanos.

Aunque el estudio aún requiere mayores ensayos, los expertos consideran que este experimento arroja nuevos datos sobre esta enfermedad, que provoca, fiebre, sarpullido, dolor de cabeza y cuerpo.