Dave Grohl aparentemente se fracturó una pierna durante un concierto de los Foo Fighters en Gotemburgo, Suecia, pero de todas maneras siguió tocando para la multitud. Aunque no pudo seguir corriendo, si pudo ‘gritar y seguir tocando guitarra’, como él mismo anunció a la audiencia.

Ocurrió durante la presentación de ‘Monkey Wrench’, y el vocalista necesitó varios minutos tras el escenario para ser atendido por los paramédicos.

‘Hey, damas y caballeros,’ dijo. ‘Los amo, pero creo que acabo de romperme la pierna. De verdad me rompí la pierna.’

El resto de los Foo Fighters empezó a tocar una serie de covers mientras atendían a Grohl, que posteriormente regresó al escenario para terminar el concierto sentado en una silla.

Videos: