China ha estado realizando aportaciones concretas para abordar el cambio climático y se ha convertido en un destacado país en la conservación energética y el desarrollo de energías nuevas y renovables, indicó este sábado el primer ministro chino Li Keqiang.

"China está comprometida con una implementación plena, efectiva y sostenible de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático", dijo el primer ministro al presidir una reunión del Principal Grupo Nacional sobre Cambio Climático, Conservación de la Energía y Reducción de Emisiones celebrada en Beijing.

"China está lista para trabajar con todas las demás partes para garantizar un acuerdo integral, equilibrado y fuerte en la próxima Conferencia de París", añadió el primer ministro.

El primer ministro dijo que China trabajará con otros países para fomentar un sistema de gobernanza climática mundial que sea justo, razonable y enfocado en la cooperación de ganancia mutua.

El país participará activamente en las consultas bilaterales y multilaterales y, en particular, ampliará la cooperación Sur-Sur sobre cambio climático.

En una declaración emitida después de la reunión se indicó que se establecerá un Fondo de Cooperación Sur-Sur sobre cambio climático. China ofrecerá ayuda financiera y tecnológica dentro de sus capacidades a los otros países en desarrollo, pequeñas naciones insulares y países menos desarrollados.

El primer ministro añadió que China logrará sus objetivos de ahorro energético y control de emisiones previstos en el 12º Plan Quinquenal (2011-2015) conforme a lo programado porque el país toma en serio el cambio climático y da prioridad a un desarrollo económico verde y de emisiones bajas en carbono.

El consumo energético y las emisiones de dióxido de carbono por unidad de producto interno bruto (PIB) de China cayeron 29,9 por ciento y 33,8 por ciento, respectivamente, en 2014 en comparación con los niveles de 2005.

China fijó el objetivo de alcanzar el máximo número de emisiones de dióxido de carbono alrededor de 2030.

El primer ministro dijo que el país trabajará arduamente para alcanzar el máximo nivel incluso en una fecha anterior, lo que indica que se tomarán más medidas como recortes significativos de las emisiones de dióxido de carbono y la elevación de la cuota de los combustibles no fósiles en el consumo energético primario, así como las reservas forestales.

Li dijo que aunque la economía china enfrenta presiones a la baja, mejorar el medio ambiente será igual de importante que hacer crecer la economía.

El crecimiento de las industrias ahorradoras de energía y amigables con el medio ambiente, de acuerdo con el primer ministro, estará integrado a la campaña nacional para impulsar el espíritu emprendedor y la innovación.

Se impondrán fuertes límites a la expansión de los sectores altamente contaminantes e intensivos en energía, dijo el primer ministro, quien espera que las estrategias nacionales de Internet Plus y modernización de la manufactura apoyen estilos de vida verdes para todas las personas.