La militancia sandinista del municipio de Diriamba conmemoró el 36 aniversario del tránsito a la inmortalidad de sus héroes y mártires, con la reedición del repliegue táctico a San Gregorio, en el que caminaron casi 10 kilómetros. Durante el trayecto se develaron placas en honor a los caídos, quienes lucharon hasta el final para alcanzar el sueño de una Patria Libre.

La caminata inició en las cercanías del parque central para luego dirigirse al sitio donde fueron asesinados por la genocida guardia somocista más de cien jóvenes originarios de varios municipios de Carazo y Managua. En cada uno de los barrios que se ubican durante el recorrido, madres de héroes y mártires y muchos de los sobrevivientes a la masacre develaron placas conmemorativas de sus compañeros.

“Muy linda la iniciativa de la juventud y las bases políticas de rescatar y honrar la memoria de nuestros hijos, es duro perder un hijo pero siempre supe que él luchaba para que fuésemos libres y contáramos con un buen gobierno como el que tenemos ahora” dijo Abelina Díaz, madre del héroe Sergio González.

“Hoy brindamos un reconocimiento a la gesta histórica de nuestros jóvenes caídos, estamos mostrándole al pueblo la historia real de quienes murieron por alcanzar una Nicaragua próspera, por ello hemos edificado monumentos en su honor, para que su historia perdure en el corazón de los diriambinos” afirmó Fernando Baltodano, alcalde de Diriamba.

Quienes vivieron en carne propia los momentos difíciles de la lucha insurreccional, manifiestan sentirse orgullosos de haber participado en uno de los acontecimientos más grandes del pueblo nicaragüense, en el cual miles se unieron para alcanzar la libertad.

“Hoy los combatientes y sobrevivientes a ese acontecimiento tenemos vivo el compromiso de mantener en alto la bandera del sandinismo, aún cuando nuestras condiciones físicas no son las mismas de hace 36 años, seguimos luchando junto a nuestro Comandante Daniel Ortega por vencer la pobreza” señaló Marcos Valle, combatiente histórico.

Juventud comprometida con la memoria de los guerrilleros

Con paso firme y seguro, la juventud sandinista de Diriamba avanzó hacia la comunidad de San Gregorio, enarbolando la bandera rojinegra, símbolo de libertad y compromiso, un compromiso que desde antes del triunfo de la Revolución Popular Sandinista ha venido cultivándose en los corazones de las generaciones de jóvenes.

“Nuestro compromiso sigue siendo el mismo de los compañeros que cayeron hace 36 años, mantener la línea revolucionaria de la buena esperanza, consolidando nuestro proceso basado en la unidad y desarrollo de los grandes programas que impulsa nuestro gobierno, a 36 años caminamos por las sendas de bienestar y desarrollo” afirmó Abdalí Barahona, coordinador municipal de Juventud Sandinista.

Al llegar a la comunidad San Gregorio, los replieguistas disfrutaron de un acto político cultural en el que reafirmaron su compromiso con la causa sandinista y con la lucha por erradicar la pobreza.