Un mil 268 viviendas del barrio Vladimir Hernández, de la comarca Nejapa en el Distrito III de Managua fueron recorridas una a una por los brigadistas del Ministerio de Salud (Minsa) en la jornada de fumigación que el Gobierno Sandinista continúa llevando a todos los rincones del país en esa lucha contra el dengue y el chikungunya.

Rosalina García, habitante de ese barrio capitalino, valoró de muy positiva la fumigación de cada una de las casas de esa localidad, dado que con ello se está eliminando al mosquito adulto y por ende el riesgo de que alguno de sus familiares se enfermen, sin embargó es necesario que todos como pobladores colaboren dejando entrar a sus viviendas a los brigadistas de salud.

“Beneficia a la comunidad porque con las lluvias se hacen charcos en la calle y se comienza a proliferar enfermedades y los zancudos que nos pueden enfermar, por eso es importante que todos contribuyamos abriendo las puertas de las casas y dejando que fumiguen”, comentó Janina Mejía.

Patricia Salazar afirmó que es deber de cada una de las personas colaborar con las autoridades de salud empezando por abrir las puertas de sus casas, evitar charcas, mantener sus viviendas limpias y desechar todos aquellos objetos que ya no utilicen y que puedan convertirse en criaderos de mosquitos.

“Es muy oportuna la fumigación, porque de esta manera se ayuda a que podamos contrarrestar un sinnúmero de enfermedades posibles y eso nos gusta de nuestro Gobierno que si se preocupa por nuestro pueblo”, comentó Blanca Emilia Mejía.