Durante la sesión de trabajo del gabinete de emergencia, la compañera Rosario Murillo, anunció la distribución de mosquiteros, como una medida preventiva para evitar que las familias sean víctimas del virus del dengue.

De igual manera informó que se estará duplicando el esfuerzo de las brigadas médicas para que brinden mensajes de prevención de las enfermedades propias del invierno.

Durante su alocución para informar sobre las afectaciones de las lluvias, Rosario aprovechó para instar a las familias a tomar medidas de prevención en los hogares, como eliminar los criaderos de zancudos y limpiar los patios.

Los mosquiteros serán distribuidos en las zonas de más alto riesgo del país y de Managua. Para esto el MINSA dará a conocer estos lugares en las próximas días.

“Vamos a distribuir mosquiteros porque tenemos que cuidarnos, tenemos que acompañarnos en la lucha por la vida, duplicar el esfuerzo de los médicos, de las brigadas médicas, más allá de lo que ya hacen todos los días, hacer recomendaciones, cuidarnos de la neumonía que también son letales, pero el dengue (…) también es peligroso”, indicó la compañera Rosario.

“Estas recomendaciones son vitales, porque no vamos a ofrecer magia, no podemos ser irresponsables y decíamos ahora temprano también, que en todas partes se están dando estas situaciones y sabemos que eso no es consuelo para quienes estamos padeciendo una situación crítica o caótica como la que tenemos en distintos puntos del país y sobre todo en Managua”, resaltó Rosario.

En esta sesión de trabajo, el doctor Gustavo Porras también aprovechó para reiterar esas recomendaciones que ayudan a preservar la vida.

“Lo más importante es que todas las familias nicaragüenses, que todas las personas estén consciente que estas lluvias y estos cambios de temperaturas nos pueden traer daños a la salud y por eso hay que protegernos y sobre todo tenemos la obligación de proteger a nuestros niños y a nuestros ancianos y a las personas que tiene discapacidad”, recomendó Porras, agregando que cuidar la salud, es una responsabilidad de todos.

Recordó que el dengue es una de las enfermedades más peligrosas, por tanto recomendó a las personas no botar bolsas de plásticos en las calles, cunetas y hogares, porque esa bolsa también es un potencial criadero de zancudo.

“Con estas lluvias se recoge el agua, después viene el sol y ahí el mosquito se reproduce y tenemos un elemento que nos puede dañar a nuestros hijos, a nuestras familias, a todos, por eso es muy importante ese trabajo permanente de destrucción de criaderos, que significa recoger la basura, ponerla en su lugar, tratar de evitar que se formen esos criaderos”, destacó Porras.

En tanto el doctor Guillermo González, asesor en gestión de riesgo, insistió en que las familias deben evitar que los niños y los ancianos se acerquen a los cauces y correntadas al momento de las lluvias.

Igualmente exhortó a ser precavidos al conducir, pues es muy difícil saber la profundidad del agua, sobre todo donde no hay buena iluminación. En este sentido, indicó que es muy probable que la situación vivida este jueves en las diferentes pistas de Managua, se vuelva a presentar.

González enfatizó en que el Gobierno continuará el proceso de capacitación para que todas las familias y comunidades se incorporen a los esfuerzos institucionales, a través de los planes familiares.

Recordó que hay pequeñas medidas que se pueden tomar que tienen un impacto importante para proteger el hogar al momento de las lluvias.