El Secretario General de la Alcaldía de Managua Fidel Moreno, presentó al Gobierno Sandinista las medidas y/o propuestas que podrían mitigar los efectos que ocasionan las lluvias que se dan en la capital en cada invierno.

Entre las propuestas presentadas, se encuentra obras de ejecución inmediata en los cauces de la capital y otras construcciones de drenaje o micro presas que requerirán diseños y una planificación detallada que serán dados a conocer en los próximos días.

Moreno comenzó explicando que los barrios del Distrito V, VI y VII de Managua, que comprende la subcuenca 3, en su punto más alto la carretera a Masaya y baja a Las Jaguitas, Veracruz, Sabana Grande hasta llegar a la zona costera del lago Xolotlán, viven alrededor de 250 mil personas y existen apenas dos cauces que desembocan al lago.

Ahí se ubican el cauce 31 de diciembre y el cauce Borgoñon, los que están en una franja de 3 kilómetros de ancho y unas 40 mil viviendas.

Resaltó que estos cauces fueron construidos cuando esta zona estaba despoblada, pero en los últimos 40 años ha crecido de forma desordenada y sin planificación, donde existe un rezago de infraestructura vial, pluvial, de drenaje, agua potable y eléctrica.

“Por eso los daños son mucho más marcados, realmente es una zona donde el crecimiento de los últimos 40 años ha sido impresionante y en esos dos cauces, tenemos que retener aguas arriba, es la única medida que podemos hacer. El cauce 31 de diciembre con un préstamo del BID se logró mejorar sustancialmente y con esta lluvia a pesar de la fuerza, en la zona de Laureles Norte y Sur a lo largo del cauce no tuvimos daño”, explicó Moreno.

Informó que en el cauce el Borgoñon, en toda su longitud la lluvia arrastró más de cien arboles, los que taparon el paso en el sector del puente en la carretera norte, provocando una inmensa represa que generó inundaciones a muchos barrios de esta zona.

“Todavía hace algunos minutos seguían retirando los árboles de la vía para poder dejar que las aguas pasen, esto generó una represa y nos provocó todas las inundaciones en Monte Fresco, La Maravilla, Santa Elena, en todo el sector, aquí tenemos mil 500 anegadas”, dijo Moreno.

Para mejorar esta situación, se está proponiendo una construcción de una represa en la zona de El Borbollón, ampliar el cauce que llega hasta el puente de la carretera norte. Se ha propuesto evacuar a 34 familias, que ya aceptaron el traslado a albergues.

“La intención al menos es triplicar el volumen de ese cauce. Realmente nuevos cauces en la zona es muy difícil, porque tenemos más de 40 mil viviendas”.

También la Alcaldía de Managua propone una nueva micropresa de regulación en el sector del barrio Milagro de Dios, cerca del cementerio para retener la fuerza de las aguas que provienen de Nindirí o carretera a Masaya. Otra propuesta es construir una micropresa en el sector de La Maravilla en Sabana Grande y otra en el barrio Hialeah.

En cuanto a las medidas inmediatas, se propone trabajar en la estabilización de los cauces con gaviones, acciones que se han hecho en otras afectaciones en los años pasados y que han dado buenos resultados.

Moreno indicó a la compañera Rosario Murillo y al resto de presentes en la sesión de trabajo, que los proyectos de micro presas pueden iniciarse a inicios del próximo año, ya en temporada de verano. Es importante señalar que estos proyectos tendrán el apoyo y acompañamiento del Gobierno Sandinista.

Lluvias de últimos días con récords históricos

Moreno explicó que con una lluvia como la noche del jueves, que sobrepasó los 200 milímetros en el sector de residencial Las Colinas y más de 160 milímetros en la zona del aeropuerto internacional, ocurren muchas afectaciones.

Indicó que solamente en Managua en las últimas lluvias, se registran más de 500 milímetros de agua, cantidad que supera los registros históricos del INETER.

“En los 40 años de registro todavía no hemos detectado una lluvia que se concentre en poco tiempo 200 milímetros, (…) ya tenemos en Managua más de 500 milímetros acumulados en algunas zonas. Normalmente en el mes de junio nos llueve entre 180 y 200 milímetros, o sea que la lluvia de ayer equivale a un mes de lluvia más o menos en la norma histórica del mes de junio. Realmente en estos 11 días nos ha llovido, lo que llueve en tres o cuatro meses de inviernos, inclusive hay inviernos que todos los seis meses nos llueve menos de 500 milímetros y en estos 11 días ya hemos sobrepasado esa norma, realmente la situación es compleja”.