El Gobierno Sandinista de Nicaragua, a través del Ministerio de Salud (MINSA), ante la aparición de un brote de sarampión en Chile, ha orientado una serie de medidas para evitar que nuestros conciudadanos que viajen a esa nación, sea afectados por esta enfermedad.

La primera medida es que toda persona nicaragüense mayor de 6 meses de edad que viaje a Chile y que no muestre una tarjeta de vacunación que evidencie haber sido vacunado, debe recibir la vacuna contra el sarampión y la rubéola al menos dos semanas antes de realizar su viaje.

A todo nicaragüense que viaje a Chile, durante el viaje y cuando retorne al país, debe estar atento a los siguientes síntomas: Fiebre, erupción cutánea, tos o coriza o conjuntivitis. En caso de presentar alguno de estos síntomas, debe acudir inmediatamente al médico.

Se ha dispuesto fortalecer la vigilancia epidemiológica y la búsqueda activa de casos en las unidades de salud del sector público y privado en el país para la captación temprana y notificación oportuna de presentarse un caso sospechoso.

De igual manera se pide a la población en conjunto con el MINSA, realizar campaña local de información sobre los síntomas a las personas involucradas con el sector turístico y a la población en general para que asistan a la unidad de salud más cercana y cumpla con las medidas preventivas.

Continuar con la vacunación a los niños de 9 meses de edad, aplicando otra dosis al cumplir el año de edad. Actualmente en Chile se desarrolla la Copa América de Fútbol, competencia deportiva en la que participan las selecciones nacionales de Venezuela, Brasil, México, Bolivia, Uruguay, Colombia, Ecuador, Argentina, entre otras.