Hacer el llamado al pueblo nicaragüense de sumarse a la campaña permanente de salvar vidas, es el principal objetivo bajo el cual el Ministerio de Salud (Minsa) y Cruz Roja Nicaragüense realizaron este viernes una marcha.

"Esto es importante para la sociedad nicaragüense, ya que tiene que haber sangre de forma oportuna y suficiente a todos los pacientes que la necesitan todos los días del año, entonces hay que promover campañas especiales para que la gente done sangre", expresó el doctor René Berríos, de Cruz Roja Nicaragüense.

Esta marcha se realizó en el marco de conmemoración del Día Mundial del Donante Voluntario de Sangre, partiendo desde las inmediaciones del Zumen hasta culminar en el Banco de Sangre de Cruz Roja, en el reparto Belmonte.

Berríos enfatizó que en Nicaragua el 100 por ciento de la sangre captada en el Banco de Sangre es donada de forma voluntaria, habiendo alcanzado durante el 2014 75 mil donaciones anuales, sin embargo se hace necesaria recolectar más sangre para continuar salvando vidas y para este año la meta se ha propuesto en 76 mil donaciones, donde todos los nicaragüenses entre los 17 y 65 años con más de 110 libras de peso pueden donar sangre.

"Entonces queremos hacerle conciencia a la población que se sume a esta campaña nacional por la vida, por la salud de los nicaragüenses y los que ya han donado sangre que continúen donando sangre y los que nunca lo han hecho que se sumen y donen un poquito de su sangre", añadió Berrios.

Rebeca Olivares destacó la importancia de ser donadores de sangre para salvar vidas, porque con su donativo también se puede salvar la vida de algún familiar e incluso del mismo donante.

“Es importante que toda la gente done sangre, todos los que están sanos, esto es un deber de todos nosotros, sumarnos a este gran ejercito de más de 50 mil donantes que actualmente existen, pero debemos continuar donando sangre porque es necesario para salvar vidas”, declaró Alcides González, de la Comisión Nacional de Sangres del Minsa.