Tras el intenso aguacero acaecido en el departamento de Masaya, que duró aproximadamente dos horas y media, se reportaron varias situaciones de emergencia, entre lo más destacado se reportó un tornado en la Olla de Barro jurisdicción de Nandasmo, lo que causo la caída de 10 árboles además de la afectación a los postes que conducen las redes eléctricas. Sin embargo la respuesta de la ciudadanía y el actuar oportuno del Frente Sandinista y las instituciones colaboraron para que la situación fuese superada con prontitud.

“La respuesta fue bastante rápida y eso es lo que queremos que las familias se sientan acompañadas por su buen gobierno, por sus instituciones. La primer respuesta está en la comunidad, los Consejos de Desarrollo Humano, los Gabinetes de la Familia, ellos fueron los primeros que respondieron ante esta situación adoptando las normas de conducta adecuadas y yendo a las zonas de seguridad establecidas”, expresó la compañera Evelyn Arias, Secretaria Política Departamental del F.S.L.N. mientras se realizaba una reunión con las autoridades que componen el Comité Departamental de Prevención ante Desastres Naturales CODEPRED en el Centro de Operaciones ante Desastres CODE.

En el caso del municipio de Masaya se informó de la evacuación oportuna a dos familias, además de la inundación de algunos barrios entre ellos San José, Sacuanjoche, Rigoberto López Pérez y Nimboja. Dos muros colapsaron, uno por la iglesia Magdalena y otro en la segunda calle de Villa Holanda.

Durante la lluvia presuntamente se cree que el joven Marlon Amílcar Espino de 17 años de edad, habitante del barrio El Calvarito de San Jerónimo, fuese arrastrado por las fuertes corrientes hacia La Laguna de Masaya; las unidades de rescate humanitario se dieron a la tarea de realizar la búsqueda sin embargo se desconocen los resultados hasta el momento.

Otra de las situaciones lamentables durante las lluvias fue el incendio ocurrido en la casa de la profesora Emira Eugenia Cabrera quien habita contiguo al Pali La Flores y que ahora necesita de la solidaridad de [email protected] para empezar desde cero, compartió la compañera Claudia Granera delegada departamental del Ministerio de Educación.

El torrencial aguacero generó la falta de fluido energético en los municipios de Masaya, San Juan de Oriente, Niquinohomo, Nandasmo, Masatepe y La Concepción por lo cual hubo dificultades en el suministro del agua potable, no obstante con celeridad se procedió a restablecer la energía y a su vez la distribución del vital líquido.

También se reparó de manera inmediata un manhol en el área de Consulta Externa en el Hospital Humberto Alvarado y en la línea de cabeceros de manholes en Santa Rosa, según informaron las autoridades de la Empresa Nacional de Acueductos y Alcantarillados en el departamento de Masaya, en dicha reunión.

En los municipios de Tisma, Catarina, Masatepe y Nindirí se reportaron menores incidencias atendidas por la misma población, el Frente Sandinista y los Comité Municipales de Prevención ante Desastres Naturales, COMUPRED, gracias a la buena articulación que ha venido promoviendo el buen gobierno que preside el Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo.

Las autoridades departamentales hicieron un llamado a la población en general a mantener nuestros ambientes limpios, a organizarnos en comunidad para dar respuesta inmediata al momento de cualquier desastre natural, y sobre todo salvaguardar la vida de nuestras familias que es la mayor prioridad de nuestro Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional.