El célebre actor Christopher Lee falleció la mañana del domingo, a sus 93 años, en el hospital Westminster, en Londres, según confirmó su familia.

Llevaba tres semanas hospitalizado y estaba siendo tratado por problemas respiratorios e insuficiencia cardíaca. Su último cumpleaños, el 27 de mayo, el actor de El Señor de los Anillos lo pasó en el hospital.

Christopher Lee realizó más de 250 películas, y a pesar de su avanzada edad, 93 años, seguía activo en el mundo cinematográfico. En los últimos años, específicamente en 2001, su premiada carrera tomó nuevos aires al interpretar personajes de gran renombre como Saruman en las taquilleras películas de El Señor de los Anillos y El Hobbit; además de el Conde Dooku en la saga de Star Wars. Sin embargo, antes destacó en la pantalla grande por variados roles en cintas de terror, como El Conde Drácula, The Wicker Man, The two faces of Dr. Jekyll. En aquellos tiempos, Lee fue encasillado en este tipo de películas, pero con los años demostró que podía interpretar otros roles.

Una faceta menos conocida del británico era su pasión por la música heavy metal. Su primer acercamiento con este estilo fue en 2004, cuando compuso varias canciones para el disco Symphony of Enchanted Lands II-The Dark Secret de la banda italiana Rhapsody of Fire.Para él fue tan grata la experiencia, que en 2010 creó Charlemagne: By the Sword and the Cross, un álbum de metal sinfónico que le significó. Luego vinieron Charlemagne: The Omens of Death (2013) y Metal Knight (2014). Dos años después, Lee lanzó un EP de covers titulado A Heavy Metal Christmas, mientras que en 2013 sacó otro: A Heavy Metal Christmas Too.

En 2001, Lee fue nombrado caballero del Imperio Británico por Carlos, príncipe de Gales, hijo de la reina Isabel II.

El actor, amante de los puros habanos, estaba casado, desde 1961, con la modelo danesa Birgit Kroencke, con quien tuvo una hija llamada Christina Erika (23 de noviembre de 1963), nacida en Suiza.

En 1977 fue publicada su autobiografía, titulada Dark and Gruesome (Alto, oscuro y espantoso). En 1997 fue reeditada y en 2003 tuvo una nueva edición con prólogo del guionista y director de cine Peter Jackson.