El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, a través del Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres (Sinapred), los Gabinetes de Familia, Comunidad y Vida, y los Consejos de Desarrollo Humano (CDH), ha avanzado en el proceso de capacitación a las familias nicaragüenses en lo que respecta a los mecanismos de respuesta ante situaciones de riesgo, programa que empezó a ejecutarse el jueves 4 de junio.

El doctor Guillermo González, asesor Presidencial en temas de Riesgo, aseguró que más de 2 mil 500 facilitadores de los distintos distritos de Managua fueron capacitados durante el fin de semana y en los primeros días de la semana en curso se llevó el proceso de capacitación a las localidades de Chinandega, León y la Isla de Ometepe, donde se trabajó en la actualización de los planes de respuesta que se deben poner en práctica desde los hogares y comunidades haciendo énfasis en el tema de deslizamientos y deslaves.

“Especialmente queremos llamar la atención que ya a partir del lunes estuvimos en Chinandega, en León y ayer (martes) en la Isla de Ometepe. En estos tres lugares, además de todas las medidas que hemos venido trabajando, actualizando los planes de respuesta desde los hogares, desde las comunidades, también hemos hecho mucho énfasis en el tema de los deslizamientos y deslaves.

“Nuestro Presidente y la Compañera Rosario han hecho mucho hincapié, especialmente en estas zonas que son volcánicas (León, Chinandega y la Isla de Ometepe), donde hay muchas laderas y donde todavía tenemos muchas poblaciones que viven en esa zona, que los compañeros y compañeras, que las familias tengan sus planes de respuesta ante cualquier situación que se presente”, indicó González.

El funcionario destacó la labor de capacitación que se desarrolló el martes 9 de junio en la Isla de Ometepe, donde se contó con la participación de más de 100 compañeros y compañeras de los 12 sectores en los que la isla está dividida, abordando principalmente los planes que como familias han venido elaborando y la conciencia que han desarrollado sobre la importancia de contar con una ruta de evacuación, mecanismos de alerta y comunicación que les permitan en cualquier momento poder hacer que sus familias garanticen su integridad y seguridad.

“Queremos hacer una invitación a toda nuestra población a que se vuelque a ese esfuerzo que los Gabinetes de las Familia, Comunidad y Vida, a ese esfuerzo que los Consejos de Desarrollo Humano están haciendo para que en cada hogar de Nicaragua tengamos un plan familiar de respuesta. Es muy importante que desde la casa nosotros pongamos en práctica las medidas preventivas que hemos venido señalando, pero que al mismo tiempo cada miembro de la familia sepa que hacer, independientemente de la hora y el día, frente a lluvias intensas, frente a situaciones que nos expongan a inundaciones”, aseveró.

El doctor González reiteró la invitación a todas las familias a incorporarse a este esfuerzo a fin de que todos los nicaragüenses estemos preparados para que nuestro país siga siendo cada vez más seguro.