Con el fin de promover actitudes de rechazo hacia las sustancias ilegales, estudiantes del Décimo Grado del Instituto Benjamín Zeledón sostuvieron un encuentro con efectivos de la Dirección de Asuntos Juveniles de la Policía Nacional, en el que abordaron el peligro que representan el consumo de drogas y bebidas alcohólicas.

En el encuentro, el inspector Lauren Gutiérrez de la DAJ de la Policía Nacional, reiteró en diversas oportunidades a los estudiantes, que deben dedicarse al estudio, a los deportes y a otras actividades que procuren mantener el cuerpo y mente libre de drogas o alcohol.

“El que te ofrece un cigarro no es un amigo. Porque primero lo probás, después te fumás uno y después comprás el paquete entero y de esa forma se van quedando atrapados en ese vicio. Igual sucede con la droga y con la cerveza, te vas creando dependencia y eso debe evitarse por la salud y por su propia economía”, advirtió el agente policial.

Recomendó a los jóvenes dedicar sus tiempos libres a leer libros, estudiar, practicar deportes o charlar con sus padres sobre el peligro de consumir drogas y alcohol.

“Este trabajo consiste en la campaña que promueve el gobierno de fortalecer los valores positivos entre la juventud, para que al momento que les ofrezcan drogas o los inciten al consumo de alcohol, puedan decir no, y de esa manera tener una vida mejor”.

Señaló que la policía quiere que los jóvenes no consuman droga y alcohol, porque de esa manera también se reducen los delitos, pues es conocido que entre mayor sea el consumo de estupefacientes en la juventud, mayores niveles de inseguridad tiene una comunidad.

“Cuando un joven le dice no a las drogas, eso nos permite a contribuir con una mejor seguridad ciudadana en nuestros barrios, nuestros sectores, en todo nuestro país, entre menos muchachos consuman droga menos delitos y menos juventud destruida”, dijo Gutiérrez.

La profesora de Lengua y Literatura, Alba Luz López, aplaudió la iniciativa policial, porque permite hacer conciencia a los jóvenes a rechazar las actividades reñidas con la ley, lo cual califica como una acción preventiva.

“Siempre en las clases se les hace una reflexión en cuanto al daño del consumo del alcohol, tabaco y drogas y siempre les instamos a decir no a estas sustancias, porque esto perjudica su salud, memoria y sistema nervioso (…) por eso es importante estas acciones que tienen que ser en responsabilidad compartida, no solamente la familia, los docentes, el alumnado y la policía que hace un trabajo muy relevante en el colegio, estos encuentros son importantes para los jóvenes”, señaló López.

La joven Zayda González, se mostró muy interesada en conocer sobre las drogas, porque es información que le ayuda a evitar el uso de estas sustancias que son dañinas para el cuerpo.

“Para mí es muy importante porque no sabía casi de este tema y ahora tengo claro que ni el cigarro, ni las drogas son buenas para nosotras. Este tipo de pláticas las tengo muy frecuente con mis amigas, porque a veces nos ofrecen y decimos que no, porque eso no es nada bueno”, señaló González.