Familias humildes del barrio Hugo Chávez Frías ubicado en el distrito VI de la capital, con mucha amabilidad recibieron a las promotoras voluntarias de las Consejerías Familiares Móviles, quienes a lo largo de las últimas semanas han realizado visitas en los barrios con el objetivo de brindar un mensaje de amor y de unidad a las familias.

A través del Plan Nacional de Lucha contra la Violencia impulsado por el Buen Gobierno Sandinista, a través de la Policía Nacional y el Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez (MIFAN) las promotoras han logrado identificar algunos casos de desunión familiar ocasionada por problemas de comportamiento de los hijos, el alcohol y la falta de tolerancia entre los mismos.

“Con las vistas que realizan ayudan a muchas mujeres que son maltratadas, las orientan acerca de cómo deben actuar y donde deben acudir para ser asistidas, creo que es momento que nos empoderemos y dejemos de estar calladas” afirmó Marling Torres.

El accionar de las autoridades es del agrado de las familias, quienes están consientes que la prevención es la mejor herramienta para evitar situaciones que muchas veces provocan desunión familiar y dolor.

“Un hogar debe consolidarse en valores sociales y culturales para que de esta manera exista el respeto entre los miembros de la familia. Me parece que la Policía Nacional está brindando una mano amiga a todas las familias y mujeres que están viviendo hechos de violencia, recordemos que en nuestra sociedad aún predomina el machismo y creo que las agentes del orden son la mejor ayuda para quienes sufren violencia” destacó Dania Jarquín.

Además de las visitas que realizan de manera preventiva en las viviendas, las promotoras brindan acompañamiento a las familias en las que se identifican problemas de violencia.

“Muchas veces las compañeras son las que plantean denuncias en su mayoría asociadas a violencia física o la falta de pago de pensión alimenticia, una vez identificado el caso nosotros procedemos a brindarles acompañamiento e invitarlos a ser partícipes de las consejerías familiares para que de esta manera se concilien y no haya la necesidad de llegar a un proceso legal” concluyó Jael Garay, Responsable de la Comisión de Género del distrito VI.