Más de mil 600 viviendas fueron fumigadas este miércoles por los brigadistas del Ministerio de Salud (MINSA), en el marco de la jornada anti epidémica que desarrolla el Gobierno Sandinista con la participación de la población. Esta acción preventiva de salud es realizada con el objetivo de evitar la proliferación de enfermedades como dengue y chikungunya.

Pobladores de Villa Reconciliación, en el Distrito VII de Managua, expresan que la jornada es una responsabilidad compartida, y por lo tanto deben sumarse al esfuerzo que hace el gobierno para garantizar la salud. Entre las acciones destacan mantener la limpieza en el interior de la vivienda, eliminar los criaderos de mosquitos y estar pendiente de las recomendaciones de las autoridades de salud.

“La fumigación es importante para garantizar la eliminación de los mosquitos, más ahora que se están presentando algunas lluvias, el agua se acumula en los patios y eso muchas veces se convierte en criaderos, por nuestra parte mantenemos limpio el patio, recogemos la basura y cortamos el monte para que los zancudos no tengan espacio donde reproducirse” afirmó Claudia Centeno.

La población a su vez destaca la efectividad de la fumigación domiciliar, con la que se ha logrado en gran manera reducir los mosquitos y por ende reducir los índices de casos positivos de enfermedades producidas por el Aedes Aegypti.

“Siempre y cuando se realicen las jornadas de fumigación y mantengamos limpias nuestras casas, vamos a evitar la presencia de zancudos, recordemos que con las lluvias vienen las enfermedades, por eso es bueno que todos dejemos ingresar a las viviendas a los brigadistas de salud, porque con una casa que no sea fumigada todo el vecindario está en riesgo” destacó Dora López.

“Son muchas las enfermedades que hay por causa de los mosquitos y por eso estamos satisfechos con la visita que realizan los trabajadores de la salud quienes fumigan de manera frecuente nuestras viviendas. Por nuestra parte siempre estamos limpiando la casa y evitando charcas” expresó María Ruíz.

De manera constante y a nivel nacional, el personal del Ministerio de Salud visita los barrios para desarrollar el trabajo de prevención de las enfermedades a través de la eliminación de criaderos, identificación de focos de mosquitos y la aplicación de abate y fumigación.