Seis de la mañana en nuestra Managua. El tráfico de vehículos apenas asoma en el sector de la intersección de la Garita Sur, tres oficiales de tránsito empiezan a hacer calistenia en su trabajo de regulación a la espera del grueso de automotores que en 40 minutos crearán una larga fila.

A esta hora de la mañana, la capital empieza a recibir por sus diferentes entradas a centenares de miles de vehículos de todos los tamaños. Por la carretera sur, muchos [email protected] bajan de Diriamba, Jinotepe, El Crucero, de las comarcas y comunidades de la carretera Vieja a León, todos se dirigen a sus centros de trabajo, universidades o realizar alguna diligencia en las instituciones del gobierno o empresa privada.

A las 6:30 minutos se empieza a notar mayor circulación de vehículos, la fila comienza a formarse poco a poco, por lo que los tres oficiales asignados dan de forma simultánea el pase para agilizar el tráfico, otro se encarga de detener a los que vienen del lado contrario.

Los bocinas de los vehículos comienzan a sonar, ya han pasado alrededor de cuatro minutos que los vehículos que bajan de la zona sur están ingresando a la capital. 07:00 en punto, la fila ya parece interminable y el trabajo de regulación se pone más acelerado.

“Damos un tiempo prudencial de cuatro minutos entre permitir la circulación y detener la vía contraria”, dice el oficial encargado del tramo vial.

En una hora que estuvimos en la intersección de la Garita Sur, pudimos apreciar el fuerte embotellamiento que se forma en esta zona de Managua, igual sucede en la intersección de Las Piedrecitas, donde el tráfico se vuelve muy pesado, a pesar que también en este lugar fueron ubicados otros tres oficiales.

La Policía Nacional por tercer día consecutivo viene impulsando el Plan Especial de Fortalecimiento de Seguridad Vial, que persigue agilizar el tráfico en el momento que centenares de miles de nicaragüenses buscan llegar a sus trabajos, [email protected] a las universidades o cualquier otra diligencia.

La señora María Mercedes Gómez, aseguró que aplaude el plan especial, porque además de agilizar el tráfico, está brindando seguridad en las calles de la capital y en las entradas o salidas, dado que están disminuyendo los accidentes.

“A esta hora (06:30) se está dilatando poco tiempo, después de las siete es un poco más difícil, pero se debe ir mejorando porque se están afinando los detalles del plan. Yo veo que existe el interés de procurar reducir los embotellamientos y eso es aplaudible”, manifestó Gómez.

Harbin Blandón que bajaba del municipio El Crucero, también considera que algo se está logrando con el Plan Especial de Seguridad Vial y aunque las filas de vehículos persisten en la carretera sur, el tiempo de espera se ha reducido en varios minutos.

“Para mí está ayudando el plan, antes se dilata bastante uno en la fila. Cuando son las siete de la mañana, aquí cuesta pasar, yo digo que está bien este plan y la recomendación que doy, que en las zonas donde hay vías libres que pongan reductores de velocidad y así se evitaría menos accidentes”, señaló Blandón.

“Ha sido un poco ligero el tráfico, me parece muy bien que se regule el tráfico y creo que está dando resultados, esperamos que nos ayude a llegar más temprano”, dijo el motociclista Edilberto Duarte de Ciudad Sandino.
La capitana Consuelo Gutiérrez del Distrito III de Managua, aseguró que en tres días del Plan de regulación, no se han registrado incidencias negativas y en ocasiones se detienen algunos vehículos para brindar un mensaje de prevención a los conductores.

“Gracias a Dios no se ha presentado ninguna incidencia negativa y a pesar que no tenemos una estadística que cuantos vehículos pasan por la Garita Sur, si podemos afirmar que accidentes no han ocurrido mientras estamos implementando el plan”, destacó Gutiérrez.