Tras un largo trabajo promocional que incluyó la la liberación de ocho de sus tracks de forma anticipada al lanzamiento del disco, este lunes finalmente se publicó de forma oficial "Drones", el nuevo álbum de los británicos Muse.

Se trata del séptimo disco del grupo, que viene a suceder al exitoso "The 2nd Law", de 2012.

En esta nueva placa, el trío se explaya con las letras del cantante Matt Bellamy, sobre un presente apocalíptico: la era en que máquinas no tripuladas pueden matar a control remoto, manejadas por cualquier ejército o particular a distancia.

Según Bellamy, se trata de su "mejor disco en mucho tiempo". Tal como habían prometido - y a diferencia de sus últimas placas -, el nuevo trabajo contiene poca orquestación y arreglos clásicos, para enfocarse en el rock más puro que remite a sus inicios. Así, tracks como "Reapers", "The Globalist" o "Psycho" implican guitarras crudas y letras que tienen "muy poco amor", tal como el mismo Bellamy puntualizó algunos meses atrás.

Para el músico, "Drones" trata también sobre el alienamiento de las personas en el siglo XXI. "Este es el viaje de un humano, desde su abandono y pérdida de la esperanza, a su adoctrinamiento por parte del sistema para convertirse en un drone humano, hasta su eventual liberación de sus opresores", aclaró el cantante.

Críticas positivas

"Un viaje denso, complejo y a menudo paranoico" dijo sobre "Drones" el medio inglés NME. Para Digital Spy, el disco es "fácilmente el mejor de Muse en una década".

Según The Telegraph, el álbum "de ciencia ficción lleva a su protagonista desde un corazón roto a la Tercera Guerra Mundial en 52 minutos", y lo hace de forma "dura y refinada, que deambula entre las altas armonías de Queen y el melodrama portentoso de Pink Floyd".

Más prudente, Gigwise se pregunta si el disco es efectivamente su "¿mejor disco hasta ahora o un absoluto fracaso?". La crítica se extiende diciendo "el disco tiene lo mejor de Muse, en el sentido de que corre en esa vena que hace a esta banda grandiosa, pese a no alcanzar los puntos más altos de su verdadera genialidad".