Aunque las enfermedades respiratorias no han tenido un repunte en el inicio de la temporada lluviosa, las autoridades hospitalarias recomiendan a las familias el cuido especial de los menores de edad ante los cambios de temperatura.

En el hospital Manuel de Jesús Rivera “La Mascota”, madres de familia que llevaron a sus niños con síntomas de gripe y tos, explicaron que en esta temporada, aunque los niños no se expongan a la lluvia, los cambios de temperatura tienen un impacto en su salud.

Igualmente, los doctores especializados en la atención de las enfermedades respiratorias recomiendan que al observarse los primeros síntomas de enfermedad los niños sean llevados inmediatamente a las unidades de salud para prevenir cualquier complicación.

La doctora Virginia García, pediatra del Hospital Manuel de Jesús Rivera “La Mascota”, explicó que aunque con la entrada del invierno se aumentan las enfermedades respiratorias, este año no ha habido un repunte muy brusco.

“Como sabemos el ministerio hace campaña en todas las unidades de salud, eso sumado a las continuas jornadas de salud puede ser que esté incidiendo positivamente. Consideramos que aunque ha habido lluvias las mamás están siguiendo las recomendaciones que se les brindan para mantener la salud de los menores”, indicó.

Entre las recomendaciones generales que se han mencionado para salvaguardar la salud de los pequeños es abrigarlos bien, protegerlos de los cambios bruscos de temperatura, mantener la higiene, la lactancia materna y llevar a los niños a las unidades de salud.

García agregó que es importante no auto medicar a los niños que presenten síntomas como fiebre, vómitos y dificultad para respirar. “No los auto mediquen, deben acudir a la unidad más cercana ya sea un centro de salud o al hospital”, comentó.

Marjorie Solís, habitante del barrio María Auxiliadora, explicó que llevó a su bebé a ese centro hospitalario porque la niña tiene síntomas de un problema respiratorio.

“Mucho se cansa, anda gripe, le agarra por toser demasiado y a veces le da fiebre”, indicó.

Solís mencionó que en esta temporada de lluvia las madres deben estar más pendientes de sus hijos, particularmente por los cambios de temperatura.

Teresa Umaña, también llevó a su bebé para pasar consulta porque desde hace días la niña anda con tos.

“En esta temporada de lluvia los niños se enferman con más frecuencia con tos, gripe, calentura, pero nosotros ya sabemos cuáles son las recomendaciones para que no se enfermen como protegerlos de la lluvia, y traerlos al centro de salud cuando comiencen a enfermar”, explicó Umaña.

Los doctores del hospital recomendaron a las madres de familia que mantengan a los niños en lugares protegidos de la lluvia, que les den abundante agua, que aumenten el consumo de frutas que aportan vitamina C y a los bebés que les sigan dando el pecho.