El secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, informó que las cuadrillas de la municipalidad avanzan en la reparación de las afectaciones que las lluvias de los últimos días ocasionaron en el sistema de drenaje de la capital.

Durante un recorrido por el barrio Rubén Darío, en el Distrito I de Managua, donde se instalan tuberías de drenaje y se cierra un abismo creado por la corriente que amenazaba con desplomar tres viviendas, Moreno informó que las obras en ese punto concluirán en los próximos tres días, logrando asegurar la vida de las familias afectadas.

Asimismo, informó que el cauce Cuaresma, ubicado en el Barrio Carlos Fonseca, está siendo atendido pues la noche del sábado se dio una emergencia que amenazaba con derrumbar tres casas y poner otras 20 en riesgo.

También en el cauce Altagracia, la escorrentía dejó incomunicado uno de los puentes principales y los equipos de trabajo municipales finalizaron la rehabilitación de ese paso principal.

En el sector de Cuajachillo, la lluvia afectó 50 metros del cauce que fueron arrastrados por las aguas y los operarios se aprestaron a reconstruir lo dañado.

Moreno indicó que esas obras que resultaron dañadas por las fuertes lluvias, están ubicadas en cauce con más de 40 años de antigüedad. “A pesar del mantenimiento que se les da, su vida útil ya fue sobrepasada”, indicó.

“Eso pasa cuando hay lluvias acumuladas de muchos días, el suelo está muy húmedo, la tierra se inflama, presiona las paredes del cauce y las fuertes corrientes terminan arrastrando secciones del cauce”, relató.

El secretario general de la comuna señaló que aunque las obras que se realizan no son grandes, sí van a tener un impacto positivo en la vida de las familias y comunidades que viven en los alrededores.

Además de las obras mencionadas, Moreno comentó que otras dos obras de mayor envergadura que tienen algunos meses de estarse trabajando, avanzan a paso lento por los daños ocasionados por las lluvias.

“El drenaje en el barrio Jonathan González, estábamos terminando pero la lluvia nos afectó en la última etapa del proceso. La tubería fue colocaba y está funcionando, pero en varios pozos de visita tuvimos daños”, comentó.

En el caso del drenaje en el sector de Las Piedrecitas, indicó que la obra tiene un 85% de avance. “En los últimos días no hemos avanzado con nueva tubería porque está mojado el suelo, por eso tiene que irse trabajando lento, con cuidado. En una semana estará listo”, aseguró.

Moreno mencionó que la municipalidad trabaja en 80 proyectos que avanzan en tiempo y forma y en los cuales no se han reportado daño por las lluvias.

En el caso de los cauces, recordó que en Managua existen 17 cauces principales, cuya construcción varía entre 50 y 25 años.

En ese sentido, explicó que unos 40 kilómetros de cauces fueron construidos con materiales de vida útil relativamente corta, y la comuna hace un esfuerzo orientado para ampliar la red de causes.

Sin embargo, resaltó que factores como la planificación urbana, el manejo de los desechos y el cambio climático también inciden en la capacidad y desempeño del sistema de drenaje de la ciudad.

Moreno destacó que en los últimos años la alcaldía ha ampliado la red de cauces en más de 20 kilómetros. Asimismo, indicó que la comuna hace innumerables esfuerzos para que los cauces no sean usados para manejo de desechos o vertido de aguas negras.

Entre otros detalles, el secretario general informó que hasta el momento no se han activado albergues temporales debido a las afectaciones de este ciclo de lluvias.

Sin embargo, aclaró que “todavía tenemos albergues activados por las afectaciones del año pasado, estamos en proceso de completar los traslados para totalizar mil 900 viviendas afectadas, tanto a los afectados del terremoto del año pasado, como las inundaciones del año pasado en este proceso”.