Cuando este 17 de junio suene la sirena ante un hipotético terremoto seguido de un eventual tsunami, las autoridades locales y los pobladores del municipio de San Rafael del Sur y de sus comunidades costeras, estarán listas atendiendo las orientaciones de lo que será el segundo Simulacro Nacional de Prevención y Protección contra Sismos.

San Rafael del Sur, y específicamente la comunidad de Masachapa, sufrió la amarga experiencia del tsunami de 1992, el cual se saldó con la muerte de 170 personas.

Hoy la amenaza de un fenómeno igual se mantiene latente y los pobladores y dueños de hoteles y restaurantes se muestran anuentes a participar en las capacitaciones y en los simulacros, ya que mientras más ejercicios de este tipo se realicen mejor preparados están para evitar una catástrofe como la vivida hace 23 años.

El Alcalde Noel Cerda, expresó que el objetivo de todo esto es tratar de fortalecer todos los elementos que se consideran como debilidades del sistema. Indicó que el aspecto más importante es divulgar en las comunidades este tipo de ejercicios, pues de su participación dependerá en éxito de los mismos.

“Nosotros tenemos varias poblaciones que están a la orilla de la playa, y lo más importante para nosotros es concientizar a la gente, que la gente participe”, expresó.

Rosa Idalia Gutiérrez, del Hotel Restaurante Vistas, dijo por su parte que el simulacro es una excelente práctica al ayudar a prevenir cualquier desastre.

“Es algo bueno porque en años anteriores esto no estaba programado, por eso hubo muchos desastres. Ahora gracias a Dios ya tenemos estos temas de prevención”, aseguró.

Igual se expresó el poblador Alex Mendoza. “Es algo muy importante que nuestro gobierno nos ha programado para tener un poquito más de precaución ante cualquier situación que se nos dé aquí en la playa”, indicó Mendoza.

El Alcalde Noel Cerda aseguró que este año se tienen programados realizar cuatro simulacros de este tipo.