Autoridades del Ministerio de Salud (MINSA) sostuvieron un encuentro con autoridades del Hospital Vivian Pellas, para efectuar una revisión a la solicitud de certificación y regulación de la aplicación de células madres, como tratamiento a pacientes con enfermedades crónicas, patologías y alteraciones.

A nivel mundial, la implementación de dicha tecnología ha alcanzado mucho éxito. En el caso de nuestro país, desde el año 2013, en el Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Arguello (HEODRA), en León se ha venido aplicando a algunos pacientes.

“Estamos haciendo la revisión de los protocolos de investigación y aplicación de la técnica, protocolos de tratamiento, selección de pacientes, certificación de profesionales de la salud, quienes deben de estar autorizados para el procedimiento. Una vez cumplidos los requerimientos, vamos a proceder a trasladar la experiencia del Heodra y a autorizar al Hospital Vivian Pellas para este procedimiento”, destacó Sonia Castro, titular del Minsa.

En este sentido, el Ministerio de Salud cumpliendo con el rol de regulador, está brindando su colaboración a dicha institución hospitalaria, con el objetivo que cada vez sean más los pacientes que puedan hacer uso de la aplicación del tratamiento de células madres y de esta manera mejorar sus condiciones de salud.

“Con mucho beneplácito se han realizado ensayos clínicos coordinados con el Heodra y los resultados han sido exitosos, fundamentalmente en las tres áreas previamente autorizadas por el Minsa, estamos hablando de la regeneración articular, regeneración vascular en piel. Con este esfuerzo vamos a brindar una alternativa de tratamiento a toda la población nicaragüense”, afirmó el doctor Álvaro Guerra, Director Médico del Hospital Vivian Pellas.

Por su parte, el especialista en cirugía plástica, Michael Carstens, afirmó que con la implementación de nuevas tecnologías en el sector salud se logrará mejorar la práctica de la medicina y por supuesto la salud de los nicaragüenses.

“Hemos procurado crear ensayos para mostrar la eficacia del uso de células de uno mismo para solucionar problemas difíciles y superar procedimientos tradicionales. En el campo de irrigación sanguínea, tenemos que del 10 al 12% de la población nicaragüense está con diabetes, siendo pacientes predispuestos a presentar insuficiencia vascular en sus extremidades, úlceras y otros padecimientos, sin embargo con la aplicación de células madres podríamos cambiar la condición de salud de los pacientes” explicó.

“El estudio vascular ha sido de gran eficacia y se han podido curar úlceras espontáneamente, las células madres tienen la capacidad de regenerar tejidos y disminuir las malformaciones y evitar que los pacientes lleguen a presentar cuadros clínicos irreversibles”, concluyó.