Un total de 9,42 millones de adolescentes chinos realizarán el riguroso examen de ingreso a la universidad, informó hoy el Ministerio de Educación.

Conocida en este país como el "Gaokao", esta prueba provoca el cese de las actividades de algunas fábricas, cambios de horarios laborales, y el cierre de avenidas, entre otras medidas adoptadas por las autoridades para garantizar la ejecución correcta de este proceso educativo durante los días de esa experiencia de selectividad.

Según la cartera de Educación, la cifra de alumnos que se someterán a esa comprobación aumentó ligeramente este año respecto al 2014 cuando se presentaron 9,39 millones de colegiales.

El Gaokao o "batalla del porvenir", calificado por expertos como la prueba de acceso y selección más multitudinaria del planeta, fue establecido en 1952 y es un auténtico acontecimiento mediático y social en China, capaz de paralizar todos los pueblos y ciudades de este gigante asiático.

Pese a la oferta universitaria del Gobierno, una cuarta parte de los examinados queda fuera de esa competición debido a la gigantesca población china (más de mil 370 millones de habitantes).

Este examen que da acceso a estudios superiores se realiza en tercer año de la escuela secundaria, el último curso, aunque cualquier persona que lo desee puede inscribirse.

Entre las instituciones de ese tipo más cotizados en el país figuran la Universidad Tsinghua (Beijing), la Fudan (Shanghai), la Jiao Tong (Shanghai) o la de Zhejiang (Hangzhou).