La Azul y Blanco tendrá el reto este domingo de seguir demostrando el crecimiento futbolístico que ha tenido Nicaragua, al enfrentarse a la selección de Surinam, en la segunda fase de las eliminatorias de la Concacaf para el Mundial Rusia 2018.

El encuentro se realizará a las 6:00 pm hora local en el Estadio Nacional de Fútbol.

El seleccionador del onceno nicaragüense, Henry Duarte, ha asegurado que este será un juego difícil, ya que la tropa sudamericana cuenta con mucha trayectoria futbolera. Sin embargo, se muestra optimista en que la tropa pinolera saldrá airosa ante su rival.

Nicaragua el pasado mes de marzo logró imponerse en la primera fase con sendas goleadas de 5-0 y 3-0 ante Anguila, una pequeña isla caribeña cuya selección de fútbol está entre las más débiles del mundo.

En el partido de este domingo, el equipo nacional cuenta con figuras como Luis Fernando Copete, Justo Lorente, Jason Casco y Juan Barrera quienes deberán poner lo mejor de sí para darle la victoria a la Azul y Blanco.

La selección de Surinam llegó al país el pasado miércoles y desde ese día ha estado entrenando y reconociendo el terreno en donde deberá enfrentar a su par pinolera. El director técnico sudamericano Dean Gorré aseguró a medios locales que si Nicaragua juega tal como lo hizo con Anguila, definitivamente será un partido muy difícil.

Gorré viene con una selección renovada, cuyas principales figuras son el medio campista Vangelino Sastromedjo, el portero Obrendo Hoiswoud, el volante Gregory Pokie, el defensa Ray Frankel y el goleador de la liga de Surinam, Gregory Rigters.

Entre las medidas tomadas de cara a este encuentro, la Policía Nacional ha establecido un perímetro de seguridad de 100 metros alrededor del estadio entre las 3:00 de la tarde y las 10:00 de la noche.

Para dar una idea de cuan cerrado puede resultar este encuentro, es necesario decir que en el escalafón de la FIFA Nicaragua se ubica en la posición 151 y Surinam en la 150.

El partido de vuelta será el 16 de junio en Surinam.