El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó hoy que decidió suspender su viaje a Italia por recomendación médica debido a una afección de salud.

"He tenido, por recomendación médica que suspender el viaje a Roma (...) Por razones de este gripón que me ha pegado y una otitis fuerte, los médicos me han prohibido montarme en avión", indicó Maduro en una transmisión especial de Venezolana de Televisión.

Una delegación encabezada por el vicepresidente Jorge Arreaza viajará ahora a Roma para cumplir con los compromisos que tenía el mandatario ante la FAO y reunirse con representantes de movimientos sociales y universitarios de Italia.

Maduro tenía previsto asistir en Roma a la 39 conferencia de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), a fin de recibir una distinción por los avances de Venezuela en materia de seguridad y soberanía alimentaria.

En junio de 2013, la FAO distinguió a Venezuela por haber cumplido en forma anticipada la meta propuesta por la Cumbre Mundial sobre la Alimentación, celebrada en 1996, en la que se estableció reducir a la mitad el número de personas desnutridas en cada país antes de 2015.

De acuerdo con cifras de la FAO, entre 1990 y 1992, Venezuela registró 13.5 por ciento de su población con hambre, mientras que entre 2007 y 2012, esta cifra se ubicó en menos de 5.0 por ciento.

Durante su estancia en Roma, el presidente venezolano tenía previsto además reunirse con el Papa Francisco en el Vaticano.