El huracán Blanca, que esta madrugada se ubicaba en categoría III, se intensificó y alcanzó categoría IV en la escala Saffir Simpson, con desplazamiento hacia el noroeste paralelo a las costas de Colima y Jalisco, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Ante el fenómeno, habrá lluvias fuertes con tormentas eléctricas en Chiapas, Oaxaca y Michoacán. Implican relámpagos, fuertes rachas de viento, posible caída de granizo y probable formación de torbellinos o tornados.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) estableció como zona de vigilancia por vientos de tormenta desde Cabo San Lázaro hasta Santa Fe, en la costa occidental y desde San Evaristo hasta La Paz, en la costa oriental de Baja California Sur. Zona de advertencia por vientos de tormenta tropical, desde Santa Fe hasta la Paz, incluyendo Cabo San Lucas.

Indicó que la amplia circulación del fenómeno genera desprendimientos nubosos hacia el occidente y sur del Territorio Nacional, originando potencial de lluvias puntuales muy fuertes acompañadas de tormentas eléctricas, posible caída de granizo y vientos fuertes en Jalisco, Colima, Michoacán y Guerrero, así como oleaje elevado de 2 a 4 metros en las costas de dichos estados.

La Conagua y el SMN exhortan a la población en general de los estados mencionados y a la navegación marítima en las inmediaciones del sistema, a atender las recomendaciones emitidas por las autoridades del Sistema Nacional de Protección Civil.