Personal médico del Centro de Salud Francisco Buitrago de Managua, está preparándose para enfrentar el posible aumento de las enfermedades respiratorias, que se manifiestan sobre todo en niños y ancianos durante el invierno.

Alejandra Zamora, sud directora médica del centro de salud, explicó que “tenemos acciones de prevención y promoción de la salud, haciendo a través de charlas y murales educativos conversaciones con la gente para educarlos en salud y ofertarle lo que tenemos dentro del listado base de medicamento”.

“Instamos a todos los padres de familia para que cuiden a los niños, que eviten que se mojen, que anden descalzos, les decimos que el lavado de manos es muy importante para prevenir problemas diarreicos y respiratorios”, resaltó.

Sobre las atenciones brindadas en las últimas semanas, indicó que “Nosotros tenemos hasta el momento un comportamiento similar al año pasado en relación a las infecciones respiratorias”.

Zamora, enfatizó que en época de lluvia se elevan los casos diarreicos y respiratorios como bronquitis y neumonía.

“Siempre cuando inicia el periodo lluvioso se elevan un poco las infecciones respiratorias y la enfermedad diarreica aguda. Es de esperar que en estos momentos tengamos un mayor número de casos tanto en niños como en adultos”.

Población mantiene cuidados para prevenir enfermedades

Jesica María Duarte, llevó a su hijo a pasar consulta ante la presencia de un posible resfriado. Ella como toda madre, ha aprendido a ser vigilante y no esperar mucho tiempo para acudir al médico.

“Ahora en invierno tengo más cuidados, lo primero es cuidarlo para que no se me salga al lodo, que no se me moje, les pongo suéter y los abrigo bien para que no se me enferme”.

A la señora Martha Guerrero, hace un par de meses se le detectó el virus del chikungunya, consciente del cuido que debe mantener en su salud, aseguró que “Hay que mantener limpio el hogar, prevenir mojarse y tener mayor cuidado con los niños. Los cuidados me han hecho sentirme mejor y también así no se han enfermado en mi casa”.

“Mi hijo se mojó y por eso decidí traerlo y gracias a Dios nos han atendido bien. Ahora le daré el tratamiento que le dé el médico y tratar que no se moje”, dijo Clarisa Hernández.