Las primeras lluvias que cayeron sobre la capital en los últimos días no han generado un repunte de las enfermedades epidémicas que comúnmente aumentan con la entrada del invierno.

En centros de salud de la capital así como hospitales especializados como La Mascota, la cantidad de atenciones se mantiene en la normalidad.

César Castillo, director del Centro de Salud Pedro Altamirano, explicó que si bien con la entrada del invierno se alteran las enfermedades como diarreas y afectaciones respiratorias, en esa unidad no ha habido incremento en la demanda de servicios de salud por las mismas.

Castillo explicó que la población ha seguido las recomendaciones de las autoridades de salud para prevenir las enfermedades, además ha participado activamente en jornadas de limpieza, destrucción de criaderos de mosquitos y jornadas de vacunación que se han desarrollado.

“Estas acciones las hemos tomado todo el año, hacemos 6 jornadas en el año en coordinación con los gabinetes de la familia, comunidad y vida”, detalló Castillo.

Además, destacó que a nivel de todas las unidades de salud se manejan planes para contener cualquier enfermedad. Ese centro de salud atiende a una población de 166 mil habitantes del Distrito V.

De la misma manera, la doctora Soraya Solano López, Pediatra del Hospital la Mascota, explicó que tras las primeras lluvias no ha aumentado la cantidad de pacientes y la misma se mantiene en rangos normales.

En ese hospital especializado en la atención de menores, las salas de emergencia y consulta externa lucían vacías.

Solano manifestó que son muchas las enfermedades que aparecen al inicio del invierno y los niños son un grupo altamente vulnerable.

En ese sentido recomendó a los padres de familia el lavado de manos frecuente, darle lactancia materna al bebé en los primeros 6 meses, completar el esquema de vacunación, cuidar al niño de los cambios bruscos de temperatura y evitar contacto con personas enfermas.

“Si el niño se enferma no enviarlo a guarderías o escuelas para evitar propagación de enfermedad, además es recomendable mantener el vaso, cuchara y plato del niño aparte”, indicó.

Asimismo, indicó que es conveniente mantener las vacunas del niño al día, particularmente la del neumococo y rotavirus que previenen enfermedades respiratorias y diarreicas.