La Asamblea Nacional aprobó en su totalidad el nuevo Código Procesal Civil, mismo que consta de 894 artículos contenidos en ocho libros y que permitirá brindar mayor seguridad jurídica a los usuarios de justicia, dado que los procesos serán más sencillos, con una pronta solución.

"Hoy le vamos a poner punto final a ese Código Procesal Civil que tiene 109 años. Por lo tanto, esta Asamblea Nacional está celebrando porque estamos entregando un nuevo código a las familias nicaragüenses, que le trae grandes beneficios para el desarrollo económico y social de nuestro país y la Asamblea se enrumba en esa modernidad", declaró la diputada sandinista Irma Dávila Lazo, presidenta de la Comisión de Justicia de la Asamblea.

Por su parte el también diputado sandinista Edwin Castro Rivera, afirmó que con la aprobación de este nuevo código se avanza en la modernización del sistema judicial de Nicaragua, que contribuirá a garantizar la seguridad jurídica.

"Primero fue en lo penal, después en familia, lo laboral y ahora vamos con la parte civil, que era lo más complicado. Esto nos va a hacer que se reduzca un juicio que a veces duraba tres, cuatro e incluso seis años, a no más de un año (y) esto garantiza una seguridad jurídica, una restitución de derechos que es lo que este Gobierno ha venido haciendo", indicó Castro.

Por su parte, el vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, magistrado Marvin Aguilar García, aseguró que el actual Código Procesal Civil, con más de 100 años de vigencia, es un código que está desactualizado de nuestra realidad nacional y que no respondía a la necesidad de los usuarios, por lo cual su sustitución por un código moderno era de imprescindible necesidad.

“Este Código Procesal Civil que se ha aprobado en la Asamblea Nacional es un código moderno, lleva los principios de oralidad, lleva los principios de inmediación, de contradicción de pruebas […] es un código bien amplio, bien dinámico, bien democrático y creemos que la retardación de justicia va a dejar de ser un problema en materia civil en el país”, comentó Aguilar.

El código entrará en vigencia en un periodo de un año, luego de su publicación en La Gaceta, tiempo que según el magistrado Aguilar permitirá concluir los diseños curriculares y desarrollar las capacitaciones a los operadores de justicia, abogados y facilitadores judiciales.

“Creemos que es un término suficientemente prudencial para la capacitación. Vamos a establecer tres docentes por departamento, que ya están seleccionados y están siendo capacitados, para que estos tres docentes desarrollen las capacitaciones por cada departamento en las que se incluirá a los abogados litigantes en materia civil, será una capacitación bien amplia y bien divulgada, un código que viene a cambiar un nuevo modelo de justicia en nuestro país”, apuntó el funcionario de la Corte.