Miembros del cuerpo diplomático acreditado en la República de China (Taiwán), becarios nicaragüenses y amigos de quien en vida fuera Rodrigo Campbell, hijo del Comandante Lumberto Campbell y de la cineasta María José Álvarez, participaron en un servicio religioso para orar por el alma del joven nicaragüense.

El servicio se realizó en el Salón Diplomático de la Sede de las Embajadas en Taipei. La ceremonia estuvo presidida por Monseñor Ivan Sanctus, encargado de negocios de la Embajada de la Santa Sede en Taiwán.

En la ceremonia participaron más de 100 personas, entre las que destacaron miembros del Cuerpo Diplomático acreditado en ese país, Representantes de las distintas oficinas comerciales también acreditadas en Taiwán, el Vice-Ministro de Relaciones Exteriores Simon Ko, Director de los Asuntos Latinoamericanos del MOFA, Jefes de oficina de Centroamérica, Nicaragua, Ceremonial Diplomático del Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán, estudiantes becarios, y amigos de Rodrigo.

“Todos los presentes se mostraron muy emocionados y la Ceremonia de la Encendida de las Velas, fue un acto tan emotivo que la mayoría de los presentes no pudieron contener las lágrimas”, afirmó el Embajador de Nicaragua en Taiwán, compañero William M. Tapia.

El embajador recordó que el cuerpo de Rodrigo será repatriado a Nicaragua y junto a él viene el Libro de Condolencias firmado por amigos y miembros del cuerpo diplomático como un testimonio del cariño, aprecio y estima que tenían por Rodrigo Campbell.