El tema de la trazabilidad y la inocuidad bovina del ganado fueron dos de los temas abordados por el sector de productores ganaderos durante el encuentro sostenido con el Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio de cara a lograr ingresar a nuevos mercados en lo que se refiere a la exportación de carne y leche.

“Hemos estado abordando el tema de la trazabilidad, se ha venido trabajando, la idea es que se desarrolle la trazabilidad en Nicaragua sin embargo esperamos ir afinando en cuanto a los procedimientos porque la esperanza es que aquí salga beneficiado el productor ganadero en un futuro y eso es lo que esperamos a través de este trabajo”, manifestó Salvador Castilla, presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic).

Castillo explicó que este tema ha sido expuesto a las autoridades de Gobierno que representan las distintas instituciones vinculadas a la producción ganadera, con quienes se ha ido trabajando para lograr un ganado de calidad con el reto de penetrar en los mercados de la Unión Europea, lo que favorecería al sector productivo, sin embargo se debe trabajar en búsqueda de desarrollar fincas segregadas, es decir fincas que cumplan con los requisitos para exportar carne al mercado Europeo.

“Hemos manifestado que nosotros los ganaderos y la industria nos preocupa y podríamos comenzar efectivamente con una responsabilidad que sea efectiva con fincas segregadas, con las exigencias de cada uno de los mercados a donde nosotros queramos exportar”, declaró el presidente de la Comisión Nacional Ganadera (Conagan), René Blandón.

Onell Pérez, director ejecutivo de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne), aseguró que mejorar la producción e ingresar a grandes mercados como el europeo, todavía deben trabajar en concientizar a los productores a respectar y seguir las indicaciones de los pesticidas y medicamentos que se le aplican al ganado para no tener inconvenientes en el ingreso de sus productos a otros países.

“En la inocuidad estamos viendo el caso de un rechazo de carne de Estados Unidos, se encontró pesticida llamado Etion en un embarque de carne y esto puso en riesgo las exportaciones de carne nicaragüense hacia ese país, que es el principal mercado que tiene la carne nicaragüense y estamos viendo que es importante que los productores que utilizan estos productos, no solamente etión sino otros pesticidas o medicamentos lean las indicaciones, las recomendaciones que dan los productores de ese medicamento o ese pesticida, en este caso si fue Etión el tiempo de retiro era de 15 días, eso significa que si salió Etión en la carne no se dio el tiempo de retiro y se entregó el ganado antes de tiempo”, comentó Pérez.

El representante de Canicarne insistió en la necesidad de desarrollar una campaña de concientización del productor para que este atienda las indicaciones de los medicamentos y pesticidas para que no se presenten contratiempos en la exportación de carne y leche.

Lluvias animan a productores ganaderos

Las lluvias registradas en algunas partes del territorio nacional en horas de la noche de este martes han llenado de expectativa a los ganaderos del país, dado que estas podrían representar un mejoramiento en la producción de carne y leche.

“Nos alegran muchísimo estas primeras lluvias que cayeron, sobre todo que tenemos informes de Somotillo, Villanueva, Chinandega, León, El Sauce, Estelí, Madriz, Ocotal, incluso de Ciudad Darío, no así en la zona de Teustepe que no ha llovido, en la zona de Camoapa que presenta pocas lluvias, y realmente nos llena de alegría porque todos hemos estado esperando lluvia, quisiéramos que no solo sea la primera (lluvia) sino que verdaderamente siga para que los pastos puedan levantarse así como que también puedan darse las condiciones para que la gente en el campo que está con sus tierras aradas puedan sembrar”, expresó Castillo.

Por su parte, Onell Pérez aseguró que estas primeras lluvias animan mucho al sector, esperando que este sea un patrón y se continúen presentando lluvias en todo el país para que los agricultores y ganaderos no tengan contratiempos ni pérdidas en su producción.