Las primeras lluvias en Managua, hizo que el Ministerio de Salud (MINSA) intensificara la jornada de fumigación y abatización en los barrios, lugares donde las familias abrieron las puertas de sus hogares a los brigadistas.

Este miércoles las brigadas de fumigación visitaron los barrios San José Oriental, Rigoberto López Pérez y El Paraisito en el Distrito IV.

En estos barrios andaban equipos de hasta 7 fumigadores que rociaban las viviendas, para eliminar los criaderos del mosquito transmisor del dengue y el chikungunya.

“Ahorita con las lluvias vamos a seguir fumigando y que la población siempre nos permita entrar a sus viviendas. La importancia que tiene esta fumigación es contrarrestar al vector, sobre todo en esta época de lluvia en la que los criaderos se incrementan”, resaltó Miguel Ramos, coordinador de las brigadas de la salud que andaban promoviendo salud en los barrios citados.

“La fumigación es importante por la salud de uno y para que no se prolifere las enfermedades. En temporada de lluvias hay que extremar las medidas, hay que mantener limpio”, reconoció doña Julia Solís.

“Este trabajo es buenísimo, porque así no nos da ninguna enfermedad del dengue, del chikungunya y se van los zancudos, esto es bueno para la salud, sobre todo para nosotros los adultos mayores”, dijo Masiel Serrano.

Nelson Hernández, que reside en el San José Oriental, reconoció el esfuerzo que realiza el gobierno para erradicar los criaderos de zancudo, por lo que llamó a las familias a limpiar sus hogares constantemente…

“Ahorita que vienen las lluvias se alborotan los zancudos y se volvería una epidemia si no hacen eso, además las fumigaciones son caras y esto es algo que el gobiernos nos ha facilitado, la gente se beneficia de gran manera y el zancudo es como una peste, se reproduce en gran cantidad y esta fumigación lo va a erradicar”, comentó Hernández.