El Gobierno Sandinista, a través del Plan Nacional de Electrificación, ha venido avanzando con paso firme desde el 2007, restituyéndoles a las familias su derecho a contar con el servicio de energía eléctrica, mejorando en gran manera las condiciones de vida de las comunidades a través del desarrollo de proyectos y programas que favorecen a los protagonistas en su desarrollo económico, comercial y productivo.

Como parte de las proyecciones del programa nacional de electrificación, se estima que para este año, el servicio eléctrico llegue a un 85.03% a nivel nacional, el plan para este año contempla la electrificación de 73 mil viviendas, beneficiando a 380 mil protagonistas.

“Al cerrar el mes de junio, nuestra meta para este año podría ubicarse en el 82.6% de cobertura para acercarnos a la meta que hemos previsto. En la cobertura eléctrica estamos trabajando en función de mejorar las condiciones en los asentamientos, más de cien han sido normalizados, instalándoles sus sistemas eléctricos adecuados”, destacó Salvador Mansell, Presidente Ejecutivo de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (ENATREL).

Eficiencia energética, un mecanismo de preservación del recurso

Además de brindar el servicio de electrificación, Enatrel trabaja en la promoción de programas que promueven el buen uso del servicio, promueven el ahorro de la energía a través del uso de bujías ahorrativas, las adecuadas instalaciones eléctricas y el uso necesario del servicio.

“Si queremos llevar energía a diferentes comunidades, tenemos que hacer un buen uso de la misma, recordemos que en los espacios donde el pueblo llega para ser atendidos como en los hospitales, el pueblo también requiere del servicio, por ello también estamos trabajando con las distintas instituciones para sustituir lámparas eficientes y hemos realizado un estudio en las instituciones para valorar el consumo de energía”, destacó Mansell.

Mayor crecimiento en el sistema de interconexión

La cobertura nacional del servicio de energía eléctrica se debe al incremento en las redes de interconexión, el cual es posible gracias a la construcción de las sub estaciones de distribución eléctrica, las que permiten mejor servicio, seguridad y tranquilidad para las familias protagonistas.

“Este año esperamos finalizar obras como la sub estación eléctrica en La Virgen, la cual contribuye a la conexión de los proyectos eólicos, así mismo en Malpaisillo avanzan los proyectos geotérmicos que se puedan conectar a las plantas de generación renovable y estamos en la segunda etapa de construcción de líneas y sub estaciones de lo que será la conexión hacia Mulukukú”, refirió.

Serán más de 500 kilómetros de líneas de transmisión las construidas y cuatro sub estaciones que serán desarrolladas para poder realizar las conexiones de los proyectos hidroeléctricos.

En el 2014, Nicaragua contaba con una generación de energía renovable de 52%, de los cuales el 21% era a base de energía eólica, la cual fue entregada a las familias nicaragüenses. Para el año 2022 se espera contar con más del 70% de consumo energético a base de energía renovable.

“Todos los inversionistas sienten que somos un país seguro, donde hay apertura para invertir, lo cual permite de manera rápida el acercamiento de algunos países como Alemania, Estados Unidos y Europa quienes nos visitan con el interés de incursionar en el potencial de nuestro país. Las condiciones que como país les brindamos nos llevan a planificar mayor energía a base de fuentes renovables” manifestó el ingeniero.

“Al año 2022, pretendemos tener energía en un más del 70% a base de energía renovable, nuestra planificación es trabajar con fuentes renovables por arriba de lo establecido, cumpliendo de esta manera con el uso adecuado de nuestro recursos naturales y de esta manera contribuir a la no contaminación del medio ambiente” afirmó.

El éxito del programa de electrificación radica a su vez en la construcción de nuevas infraestructuras, entre el 2015 y 2016 serán edificadas ocho sub estaciones eléctricas, siendo estas, instalaciones con mayor capacidad para llevar mejor energía a las comunidades. Dichas sub estaciones se ubicarán en Ocotal, El Sauce, Yalí, Terrabona, San Ramón, Dalia.

Electrificación favorece el clima de inversiones

A lo largo de los últimos años, la ampliación de la cobertura eléctrica ha permitido que grandes empresas de capital extranjero fijen su mirada hacia nuestro país, siendo uno de los factores más influyentes en las empresas la calidad del servicio eléctrico, el cual les permite desarrollar sus proyectos de manera exitosa, tomando en cuenta que la energía es un recurso necesario para la agroindustria y manufactura.

“Las grandes inversiones en nuestro país son posible gracias a las infraestructuras que hemos construido, muchas de las empresas que han venido a invertir su capital han requerido de los servicios eléctricos. Con la inversión de nuestro país en el sector energético se ha logrado abonar al desarrollo no solo de la industria sino del sector turismo” concluyó Mansell.