Al inaugurar la Conferencia Internacional para el Control de las Drogas, evento que se realiza en Cartagena, el presidente Juan Manuel Santos dijo que se requiere un nuevo enfoque global en la lucha antidrogas y anunció la puesta en marcha de una estrategia mucho más efectiva de sustitución de cultivos.

De acuerdo con el jefe de Estado, los países deben llegar a un censo para descriminalizar las drogas, pero aclaró que en ese aspecto Colombia no tomará medidas unilateralmente.

“Necesitamos un nuevo enfoque en la lucha contra las drogas, pero tiene que ser global. Mientras no sea así, seguiremos a la ofensiva”, dijo Santos y agregó que hay que plantear objetivos concretos pues “un mundo libre de drogas no es realista”.

De otro lado, el mandatario dijo que el país busca promover una solución integral que ataque todos los eslabones de la cadena del narcotráfico de forma diferenciada.

Frente al incremento en el consumo, dijo que se impulsará la prevención y los programas de salud pública aseguró que hay que tratar el problema “con mente abierta, no como avestruces que ocultan su cabeza aferrados a estrategias que no han logrado sus objetivos”.

En cuanto a los cultivos ilícitos señaló que se va a ofrecer una alternativa que resulte productiva para los campesinos que dejen de sembrar coca, pero también que brinde mejores condiciones a las comunidades, reforzando la presencia estatal en sus territorios.

“Lo he dicho en varios foros, en varias instancias: ¿Cómo llega uno, como llega el Presidente de la República o cualquier alto funcionario del gobierno donde un campesino colombiano que siembra hoja de coca o marihuana, y le digo que lo voy a meter a la cárcel porque usted está sembrando marihuana, mientras que en muchos países del mundo, en varios estados de los Estados Unidos esa marihuana es legal, cada vez más tolerada?”, afirmó.

En ese sentido destacó la medida de suspender la aspersión aérea de los cultivos ilícitos con el herbicida glifosato, atendiendo una recomendación de la Organización Mundial de la Salud y una sentencia de la Corte Constitucional.

“Éramos el único país que asperjaba el glifosato para combatir los cultivos de droga. Esto no significa, en absoluto, que estemos bajando la guardia frente a la siembra de estos cultivos, sino un cambio de énfasis”, reiteró el presidente.

Para ejecutar esos programas destacó la necesidad de profundizar la cooperación internacional en áreas estratégicas del fenómeno de las drogas, como el lavado de activos y el comercio de precursores químicos.

Finalmente, Santos aclaró que la lucha contra las drogas ilícitas está relacionada con el fin del conflicto armado, pues hace menos de un año se llegó a un acuerdo parcial en el que las Farc se comprometieron a aportar información para combatir estructuras que se lucran con el negocio de la droga.