Autoridades del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (SINAPRED) junto a miembros de otras instituciones del Estado y especialistas en Sistemas de Riesgo de Desastres del Banco Mundial, participaron del Taller de Estrategia para la Estimación de Riesgo en Nicaragua, donde debatieron la situación actual de nuestro país y las acciones que deben desarrollarse para enfrentar situaciones de desastre.

Durante el encuentro se mostraron los resultados del estudio de modelación probabilística del riesgo sísmico realizado en la capital, el cual muestra las zonas de mayor vulnerabilidad. El estudio fue realizado con el objetivo de fortalecer la capacidad institucional para evaluar, atender y comunicar el riesgo de desastres de origen natural.

El compañero Guillermo González, Asesor Presidencial en Gestión de Riesgo, destacó que la gran preocupación del Gobierno Sandinista es el ser humano, su desarrollo y al hablar de ello, es inevitable no abordar los temas relacionados a los desastres naturales, en especial lo concerniente a los sismos.

“El estudio nos va a permitir conocer más a fondo la situación y probabilidades de impacto que pueden tener los fenómenos sísmicos sobre la capital, es un estudio centrado en aspectos habitacionales, unidades de salud y el Ministerio de Educación a través de un muestreo. Se está verificando el grado de confianza de la metodología y el Banco Mundial ha brindado su apoyo a la región en el desarrollo de estudios como este” señaló.

“Ligado a estas acciones, nuestro gobierno ha venido fomentando la conformación de políticas, programas y acciones y alcanzar una perspectiva más precisa de la situación que podría tener la ciudad en términos de impacto a la hora de los sismos”, añadió.

El estudio cuenta con análisis probabilísticos y brinda recomendaciones de prevención que desde el modelo de gobierno se han venido implementando a nivel nacional con la realización de simulacros, la evacuación de las familias que se encontraban en situaciones de riesgo y el fortalecimiento de los conocimientos de la población para poder actuar de manera inmediata y asertiva en situaciones de peligro.

“El estudio se ha realizado a través de la utilización de una Plataforma Integrada para la Estimación Probabilística del Riesgo (CAPRA), aportando fundamentalmente en la evaluación de pérdidas que podría ocasionar a la capital una situación sísmica, lo más importante es que se han estimado las posibles afectaciones en viviendas, hospitales, escuelas, lo cual implica un trabajo interministerial como Ineter, Sinapred, brindando un valor agregado al estudio” afirmó Haris Sanahuja, Especialista en Gestión de Riesgo de Desastres, del Banco Mundial.

La investigación fortalecerá el desarrollo de capacidades de las autoridades y la población a nivel nacional a través del uso de la herramienta Capra, la cual permitirá efectuar preparativos de respuesta inmediata.