Previo a la presentación de la película nicaragüense "Lubaraun" en Tokyo, en el marco del Festival de Cine Centroamericano en el país asiático, la asistencia que se congregó en la sala del Instituto Miguel de Cervantes, rindió homenaje con un minuto de silencio a la memoria del compañero Rodrigo Campbell Álvarez, quien falleció inesperadamente, el pasado 30 de mayo en la ciudad de Taipei.

Rodrigo era hijo de la cineasta María José Álvarez, directora de la película Lubaraun y del vicepresidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Lumberto Campbell Hooker, por tanto los asistentes a la presentación del film, le brindaron un minuto de silencio.

El embajador de Nicaragua en Japón, el compañero Saúl Arana, en nombre del Gobierno Sandinista, agradeció las muestras de solidaridad y a su vez, realizó una pequeña semblanza de este joven nicaragüense que se encontraba realizando estudios en Taiwán.

“Para terminar, permítanme decir adiós a una gran persona y un buen amigo, un joven diplomático, Rodrigo Campbell, quien murió prematura e inesperadamente hace tres días, por accidente, en la ciudad de Taipei”, destacó Arana, agregando que el joven al igual que su padre era originario del Caribe nicaragüense, región que es perfectamente plasmada en la película Lubaraun.

“Como ‘costeño’ Rodrigo llegó a Asia para trabajar por Nicaragua, la Nicaragua multilingüe y multicultural que su madre maravillosamente retrata en Lubaraun. Celebremos la vida de Rodrigo Campbell, que soñaba con hacer una diferencia en la vida del pueblo del Caribe Nicaragüense. Celebremos el espíritu de este joven que apreció tanto la diversidad cultural, al punto que después de aprender mandarín en Taipéi, decidió venir a Japón para aprender el idioma y la cultura japonesa”, indicó Arana.

“(Rodrigo) estaba ansioso por prepararse a sí mismo como un ciudadano del mundo. A pesar de venir desde Nicaragua, que está tan lejos, aprendió a apreciar la cultura y el idioma en esta gran región de Asia. Vamos a apreciar esta noche la cultura Garífuna a través de la lente de María José Álvarez, con el mismo espíritu de su amado hijo Rodrigo Campbell, un verdadero ciudadano multicultural”, dijo el diplomático nicaragüense, previo a la presentación de Lubaraun, película que se presenta en el marco del Festival de Cine Centroamericano en Tokio, con motivo de la conmemoración del 80 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Centroamérica y Japón.

El homenaje al compañero Rodrigo, se desarrolló con un lleno total de la sala del Instituto Miguel de Cervantes en Tokio, evento que contó con la presencia del cuerpo diplomático acreditado en Japón, familias nicaragüenses que residen en esta ciudad, [email protected] japoneses, [email protected] quedaron impactados al conocer la identidad, secretos, valores, costumbres, filosofía, espiritualidad, solidaridad, unidad y la formidable determinación de la comunidad Garífunas de encontrarse entre sí, familias que por razones y factores diversos se ubicaron en diferentes partes de la geografía de Centro América.

Arana, informó que al concluir la película, la mayoría de embajadores se acercaron a brindarle su pesar por la muerte de Rodrigo.

“Muchos corazones se han juntado para reiterarle que su memoria permanecerá viva. Su hermosa capacidad y calidad humana de dar y recibir amor ha sido más que evidente y nuevamente llovieron expresiones de cariño y solidaridad para él y su familia”, indicó Arana.