La Compañera Rosario Murillo, Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, lamentó el sensible fallecimiento de la alcaldesa de Juigalpa, compañera María Elena Guerra Gallardo.

A través de los medios del Poder de las Familias y Comunidades, Rosario relató que la profesora y alcaldesa de Juigalpa, falleció tras sufrir un segundo infarto cuando era trasladada de Juigalpa a Managua, donde sería intervenida para restablecer su salud.

La Compañera Rosario comentó que cuando la alcaldesa era transportada a Managua en una ambulancia, ella logró comunicarse con el médico que la atendía, quién refirió que la edil mostraba un mejor semblante y estaba “chileando” y bromeando.

Rosario recordó que la alcaldesa estuvo el miércoles pasado participando en la reunión nacional de alcaldes.

“Nos acompañó ella todavía el miércoles pasado en la reunión nacional de alcaldes, con mucha alegría, con mucho ánimo, con mucho empeño, con mucho brillo, con mucho carácter y sobre todo con una determinación de trabajar al servicio de las familias nicaragüenses y de las mujeres. Defensora de los derechos de las mujeres”, explicó.

Rosario transmitió su pésame a la familia de María Elena. “Era hermana del Magistrado Carlos Guerra, de Linda, de Ligia, de Carla, y bueno está su madre también Rosalina Gallardo de Guerra de más de 80 años”.

La Compañera manifestó que la alcaldesa era “una mujer insigne, chontaleña bravía, educadora”, como doña Chepita Toledo.

“Nuestro cariño, nuestro amor a toda su familia, a sus nietos y a Mariano. Pero sobre todo quiero decir que para todas las mujeres que compartimos con ella jornadas intensas de trabajo, reflexión y de trabajo en la labor de nuestros consejos de liderazgo, de nuestros consejos de desarrollo humano, de nuestros gabinetes de la familia, de nuestros secretarios y secretarias políticas, los espacios que venimos ocupando las mujeres en todos los planos, fue un ejemplo María Elena”, expresó.

“La conocimos y la admiramos, fue un ejemplo de inspiración, en un departamento que tradicionalmente fortalece valores masculinos, María Elena siempre defendió el derecho y los espacios de las mujeres, la equidad para mujeres y hombres, con mucha valentía, con mucha gallardía y con mucho amor, con mucho cariño, convirtiendo todos sus aprendizajes en historias que siempre estaban llenas de humor”, agregó.

Rosario reflexionó que la voluntad de Dios fue que María Elena nos acompañe desde el otro plano de vida trascendente.

“Para ella todo el respeto, todo el amor, toda la admiración del Comandante Daniel, nuestra guía en particular, que la conoció y la quiso muchísimo, la admiró muchísimo, y toda nuestra familia y de toda nuestra familia sandinista, nuestra familia chontaleña, nuestra familia extendida donde ella supo ganarse el cariño y el respeto de todos nosotros”, dijo Rosario.

“Que Dios la tenga en la gloria y que de ahí nos acompañe y nos dé fuerza todos los días para librar las batallas por la vida, defendiendo la vida en condiciones de fortaleza, de fe, de familia, de comunidad, en Cristianismo, en Socialismo, en Solidaridad”, indicó.

Homenaje en el Teatro Nacional Rubén Darío

La Compañera Rosario informó que esta tarde se estará rindiendo homenaje a la profesora María Elena Gallardo, en el Teatro Nacional Rubén Darío.

El homenaje se realizará desde las dos de la tarde y asistirán maestros, jóvenes, políticos, alcaldes y alcaldesas.

Posteriormente, el cuerpo de María Elena Gallardo será trasladado hacia Juigalpa donde será velada en casa de su mamá Rosalinda Gallardo de Guerra.

La profesora y alcaldesa de Juigalpa, María Elena Guerra, nació el 06 de diciembre del 1951, participó en la Cruzada Nacional de Alfabetización en los 80.

Sus padres son Carlos Guerra Colindres y Rosalina Gallardo de Guerra. Sus hermanos y hermanas son Linda Guerra, Carlos Guerra, Ligia Guerra y Carla Guerra. Sus nietos son Frida Mariana Guerra y Yensen Montiel.