Dos pequeñas explosiones de gases ha registrado en las últimas 24 horas, el volcán Telica, lo que hace indicar que la actividad del coloso ha disminuido, sin embargo las autoridades de vulcanología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) mantienen vigilancia permanente.

“En las últimas 48 horas hemos visto una disminución significativa en este volcán y no ha habido expulsión de cenizas volcánicas desde el viernes pasado, tampoco se han localizado eventos sísmicos cerca de este volcán desde el día 25 de mayo. Hay tendencia a su disminución, pero todavía no nos dice que está en su estado de calma relativa”, destacó José Armando Saballos, especialista del INETER.

Subrayó que es la segunda ocasión, desde que inició actividad a finales de abril pasado, que el Telica muestra una disminución marcada, no obstante esa situación puede revertirse con nuevas explosiones.

“Ojala que esta no sea el caso, que esta ocasión regrese a su estado de calma relativa, pero bueno, no lo podemos asegurar, es un volcán activo y a cómo puede pasar así tranquilo por mucho tiempo, por muchos días o meses, en cualquier momento se puede reactivar con nuevas explosiones”, manifestó Saballos.

En relación al volcán Concepción en la Isla de Ometepe, se ha observado también una disminución en relación a la cantidad de explosiones con gases por días. En las últimas 24 horas se tienen registrada 36 explosiones, cifra inferior a las contabilizadas en días anteriores, que eran un promedio superior de 50 a 60 explosiones.

“En la últimas 24 horas ha disminuido un poco y la actividad sísmica de fondo se mantiene un poco alta, no hay eventos sísmicos localizados cerca del volcán, en las últimas 24 horas se mantiene bastante activo el volcán Concepción y en cualquier momento se pueden dar explosiones que produzcan gases o cenizas, espero que no sea el caso, pero las condiciones están dadas”, dijo el experto.

Concluyó diciendo que los niveles de gases expulsados por ambos volcanes no representan hasta el momento peligro para la población. Se hizo el llamado a la población a no acercarse a ninguno de estos volcanes.