La Sociedad de Astronomía del Caribe (SAC) aseguró que un estruendo que se sintió en pueblos del noroeste de Puerto Rico se debió a un enorme meteoro que penetró la atmósfera sobre esa zona.

El vicepresidente de la SAC, Eddie Irizarry, explicó que cerca de la medianoche del domingo se escuchó una explosión y posteriormente recibieron varios reportes de observadores que lograron divisar una bola de fuego que describieron como de color verde.

"Personalmente tuve la oportunidad de escuchar el sonido que emitió, el cual fue un doble boom, como si hubiesen lanzado de corrido un par de fuegos artificiales", explicó Irizarry.

Aclaró que la aparente explosión se trató de la onda expansiva que producen los meteoros de tamaño considerable.

El estruendo, añadió, se escuchó en una amplia zona en el noroeste de Puerto Rico, que incluyó los pueblos de Aguada, Rincón, Añasco, Mayagüez, Moca, San Sebastían, Isabela y Aguadilla.

Según la SAC, el color verde que varios testigos apreciaron en el meteoro sugiere que su composición era metálica.

"No descartamos que pequeños fragmentos pudieron haber alcanzado la superficie, ya que los meteoros que ocasionan una onda expansiva usualmente tienen suficiente tamaño como para que partes de este logren sobrevivir la entrada a la atmósfera", adujo Irizarry.