Como parte de las acciones para prevenir la proliferación de enfermedades virales, brigadistas del Ministerio de Salud (MINSA), realizan una intensa jornada de fumigación en distintos barrios del Distrito II de la capital.

La meta programada para este martes, es la visita a unas tres mil viviendas de los barrios Cristo del Rosario, Cuba, Rubén Darío y Javier Cuadra, lugares donde las familias en responsabilidad compartida abrieron las puertas para permitir la entrada de los brigadistas de salud, que en todo momento instan a mantener limpios nuestros hogares y comunidad.

Ángel Alvarado Guillen, técnico de control de vectores, indicó que se piensa fumigar tres mil viviendas diariamente.

“A las familias se les insta a hacer limpieza y no solo esperar que llegue el fumigador o abatizador, sino que el morador debe ver qué le puede perjudicar mañana y estar pendiente como parte de la responsabilidad compartida”.

Familias conscientes de la importancia de la fumigación

La mayoría de los pobladores abren las puertas de sus hogares para que los brigadistas fumiguen dentro y fuera de su vivienda, sin embargo, hay familias que no permiten el acceso, esto hace que corran el riesgo de contraer enfermedades sobre todo a la llegada del invierno.

“Hay que darle la oportunidad a los brigadistas para que hagan el trabajo, porque si no que esas personas se atengan a las consecuencias, a como son una variedad de enfermedades que ni uno mismo puede detectar”, dijo Javier Torres Sandoval.

“Es un bienestar para toda la ciudadanía. Realmente le agradecemos porque esto nos ayuda a matar zancudos, cucarachas y hasta los ratones se van”, dijo Francisco Gaitán Ortiz.

Maritza del Carmen Machado, afirmó que “Es bueno que vengan a abatizar para evitar las enfermedades. Esas familias que no dejan entrar a los fumigadores hacen mal porque usted sabe cómo andan las enfermedades al asecho”.

“En mi caso no mantenemos basura, mantenemos limpia la casa, no tenemos por mucho tiempo agua en los baldes, que eso es lo que atrae a los zancudos”, externó.

“Acá en el barrio Cristo del Rosario estamos llenos de zancudos por el motivo que tenemos cerca la Playa y nos preocupa porque el zancudo trae muchas enfermedades, por eso la abatización es importantísima para eliminarlos”, mencionó el señor Víctor Cruz.