De cara a la Cumbre entre la Unión Europea (UE) y la Celac, el Foro de Sao Paulo y el Partido de la Izquierda Europea (PIE) expresaron hoy su apoyo a las aspiraciones de los pueblos de ambos continentes.

"La crisis sistémica profunda que viven los pueblos de Europa ha acabado por afectar a los de América Latina y del Caribe, así como a los de otros continentes", declararon ambas agrupaciones en un documento conjunto.

Según las organizaciones, la situación es en enfrentada por las instituciones europeas con la implementación de políticas de ajuste estructural que imponen la austeridad.

En este contexto, también criticaron la desvalorización del trabajo y de los salarios, con políticas fiscales favorables a las grandes empresas y a los sectores financieros y se legalizan la precarización del empleo y la exacerbación de la competencia.

"Las condiciones de vida no cesan de agravarse y el desempleo y la marginalización alcanza a amplios sectores de la población", dice el texto.

Mientras, en América Latina y el Caribe, los pueblos han decidido dejar atrás los tiempos del consenso de Washington, que impuso las mismas políticas que son aplicadas hoy en Europa por la así llamada Troika, agregan.

"Un número importante de países han electo gobiernos progresistas que están implementado con éxito políticas favorables al empleo, de desarrollo de la protección social y programas sociales que han sacado de la pobreza a millones de personas", subrayan los firmantes.

La justicia social y la redistribución de las riquezas producidas han permitido asentar las democracias y favorecer la emergencia de economías dinámicas, dice la declaración.

En vista de esta situación, los partidos miembros del Foro de Sao Paulo y del PIE consideran que la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) deben ser los actores de un nuevo tipo de relación que tenga por objetivo primero el acercamiento entre los pueblos.

Además, deberían actuar en favor de una cooperación que ponga en el centro el desarrollo humano, la justicia social y la acción en favor de la paz y del desarme.