Aproximadamente 500 personas residenciadas en Asunción, capital de Paraguay, desalojaron este lunes sus viviendas, debido a las inundaciones originadas por las fuertes lluvias que se han suscitado en la nación, informó el Ministerio de Salud del país suramericano.

El doctor Luis Fleytas, director de la XVIII Región Sanitaria de la nación, indicó que las familias están recibiendo atención médica, en cuanto a la inyección de vacunas antigripales y antitetánicas, para evitar cualquier enfermedad, reseñó el portal ADN Digital de Paraguay, citada por Telesur.

“Hay muchos adultos mayores con hipertensión o diabetes, por lo que les brindamos medicamentos regularmente, ya que están en estas zonas, también encontramos aumento de diarreas virales que afectan principalmente a niños”, recalcó, citado en la nota.

De igual forma, a las familias se les está realizando diferentes exámenes médicos, para descartar dengue y chikungunya, debido al aumento que se ha generado en las zonas populares.

Desde el sábado pasado, aproximadamente cinco mil familias que agrupan a unas 20 mil personas están siendo afectadas por las crecidas de ríos e inundaciones súbitas, debido a los temporales que se registran en Paraguay.

El jefe de Operaciones de la Secretaría, Aldo Saldívar, lamentó los problemas causados por los temporales registrados y recordó que en 2014 obligaron a declarar la alerta amarilla en la nación.

En esta ocasión, a los desbordes del Paraguay y del Paraná se suman los del Tebicuary, que corre casi paralelo al segundo y ya causó inundaciones en la zona sur del país, refiere la información.

Las autoridades iniciaron hace días el proceso de reubicación de las familias cuyas viviendas están más en riesgo, sobre todo las que viven en Asunción, a orillas del Paraguay, tradicionalmente afectadas por estas crecidas anuales.