A nivel mundial este primero de junio se celebra a la niñez y en nuestro país no es la excepción, tanto en los centros educativos, hospitales y en el Teatro Nacional Rubén Darío se realizaron diversas actividades culturales, recreativas y de promoción de valores, con el objetivo de llevar felicidad a los consentidos del Gobierno Sandinista, quien a lo largo de estos años ha desarrollado acciones en pro del crecimiento integral de la niñez.

Más de 400 niños estudiantes del centro educativo Oasis de Esperanza, ubicado en el barrio Santa Ana en el distrito II, gozaron de un hermoso acto cultural en el que bailaron, declamaron y presenciaron una obra recreada por un grupo de títeres, los que compartieron con los pequeñines parte de sus derechos, deberes y por supuesto, valores que les permitirán ser mejores ciudadanos en el futuro.

“Acá nos enseñan a ser buenos estudiantes, respetar a nuestros compañeros y ser disciplinados, de esta manera vamos a ser mejores personas, además nos brindan alimentación y sobre todo mucho cariño” destacó Heidi Alemán.

“Me gusta venir a la escuela porque aquí aprendo a leer, además nos dan merienda, arroz, frijoles, papa. Los maestros nos enseñan a portarnos bien y a comportarnos en la casa y la escuela” expresó el pequeño Ángel Carrillo.

La gratuidad y calidad educativa es uno de los componentes del Plan Nacional de Lucha Contra la Pobreza, en la que miles de pequeñines han protagonizado la restitución de sus derechos, muestra de ello es el acompañamiento que brinda el gobierno a través del Ministerio de Educación (MINED) al centro educativo Oasis de Esperanza en el distrito II, donde los niños reciben el pan del saber en completa gratuidad.

“Somos un centro ubicado en una zona vulnerable, con una matrícula de 300 niños en la modalidad de primaria y 140 en secundaria, nosotros hemos venido trabajando junto al gobierno en la restitución de derechos a la niñez y juventud. Muchos de los derechos de nuestros estudiantes han sido restituidos con la entrega de la merienda escolar, la gratuidad en la educación y sobre todo con un modelo educativo integral” destacó Nelson Aburto, director del centro.

Promoviendo la cultura en la niñez

Así mismo, en la sala Pilar Aguirre del Teatro Nacional Rubén Darío, más de 100 niños del colegio Solidaridad disfrutaron de la presentación de un grupo de marionetas, las que compartieron con los menores un poco de alegría y les transmitieron valores que contribuyen a su formación. El evento organizado por el Movimiento Cultural Leonel Rugama y la Promotoría Solidaria permitió que los homenajeados gozaran de su día.

“Estamos llevándole a nuestros niños un festival de títeres y a lo largo de la semana les estaremos festejando con una serie de actividades culturales y recreativas, restituyéndoles sus derechos a ser felices. Además pretendemos que a través de esta dinámica, los niños aprendan de nuestra cultura, valores integrales y sobre todo el respeto a ellos mismos” señaló Daniel Sequeira, Movimiento Cultural Leonel Rugama.

Durante la presentación de las marionetas y títeres, en más de una ocasión los menores rieron a carcajadas y hasta bailaron junto a los hermosos muñecos de tela que se movían al son de palo de mayo, la cumbia chinandegana y otros sones nacionales.

“Muy bonita esta la presentación, nos sentimos alegres porque nos están enseñando parte de nuestra cultura” dijo Michel Santander.

“En nuestro día me siento muy contento porque nos han traído al teatro y hemos aprendido un poco de nuestra cultura, es la primera vez que vengo a este lugar y todos estamos felices” destacó Kevin Duarte.

Una sonrisa, el mejor regalo para los pacientitos de la Mascota

En las instalaciones del albergue del Hospital Manuel de Jesús Rivera “La Mascota” la dirección del centro realizó una intensa jornada de celebración con los menores, quienes por unos momentos olvidaron su condición de salud para bailar y quebrar la piñata que con mucho cariño el personal del centro les realizó.

“Está muy linda la actividad porque así todos los niños nos divertimos, gracias a Dios hemos tenido un día alegre, hemos bailado, comido pastel y ha sido el mejor día del niño” dijo la pequeña Justina Salazar.

“Estoy feliz hoy en nuestro día, nos han dado mucha alegría, nos dieron juguetes y ahora estamos bailando la piñata” concluyó Carlos Téllez.